Cambio Climático: «No podemos mirar para otro lado»

Aumento notorio de la temperatura, más lluvias y fenómenos meteorológicos extremos, entre otros, son los efectos del cambio climático en Argentina proyectados por los expertos para las próximas décadas si no se toman medidas para revertirlo.

Cambio Climático IPCC 2014 Panel Legislatura Buenos Aires Argentina

Raúl Estrada Oyuela (Academia Argentina de Ciencias del Ambiente); diputado Pablo Bergel (Comisión Especial de Cambio Climático de la Legislatura) y los científicos argentinos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC): Vicente Barros, Gabriel Blanco e Inés Camilloni.

Reunidos por la Comisión Especial de Cambio Climático de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, destacados científicos argentinos que integran el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas compartieron las conclusiones más significativas del último informe internacional sobre la materia, con especial énfasis en las consecuencias para Argentina en general y la Ciudad de Buenos Aires en particular.

Vicente Barros, copresidente del Grupo de Trabajo II del IPCC, ponderó los avances científicos en torno a la comprensión del cambio climático global. “El primer resultado del informe es que hay mayor certeza de que el calentamiento del sistema climático es indudable y los cambios en los últimos 50 años no tienen antecedentes en los últimos milenios”, aseveró.

Barros señaló que los esfuerzos en Argentina deben estar orientados a la adaptación y que eso significa “actuar sobre la vulnerabilidad y la exposición, que es diferente en cada país”. Por ello, el científico subrayó que las respuestas al cambio climático “deben ser locales”.

En diálogo con Claves21, el Dr. Vicente Barros explicó que “Argentina tiene oportunidades” en la lucha contra el cambio climático. El científico dijo que nuestro país debe apostar a “reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero con los biocombustibles, la energía eólica y la forestación, que podría hacer que la Argentina tuviera emisiones negativas de dióxido de carbono, como ya tiene Uruguay”.

Escuchá el diálogo completo de Claves21 con Dr. Vicente Barros del IPCC:

Consecuencias del cambio climático en Argentina

La investigadora Inés Camilloni, integrante del Grupo de Trabajo I del IPCC, en tanto expresó que en los modelos climáticos a futuro estudiados “lo que se puede ver en Argentina es la tendencia al calentamiento y este calentamiento será algo mayor al Norte y menor en el Sur”.

“Los resultados de las simulaciones para nuestro país muestran un aumento promedio de la temperatura que va de 1 a 4 grados centígrados hacia el fin de este siglo, dependiendo de los niveles de concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera”, explicó la científica.

Este calentamiento producirá cambios en los regímenes de las lluvias, con “una tendencia al aumento de la ocurrencia de lluvias en la Cuenca del Plata y una restricción de las precipitaciones en Cuyo y la Patagonia”.

Para la zona de Buenos Aires, los cambios proyectados muestran que “a medida que se avanza en el siglo, la tendencia al calentamiento es cada vez mayor y mayor es la tendencia al aumento de la frecuencia de las lluvias”, aseguró Camilloni. En ese sentido, especificó que “en términos de porcentajes, estamos hablando de un 5 por ciento de aumento en la precipitación promedio en el año”.

La Dra. Camilloni resaltó que “para tomar medidas de adaptación es cada vez más importante poner el foco en los impactos del cambio climático en el nivel nivel regional”.

“Un desafío enorme, gigantesco”

El investigador Gabriel Blanco, coordinador del Grupo de Trabajo III del IPCC, explicó que “el incremento en el nivel de emisiones y la velocidad en que las emisiones aumentan crece cada día. Desde 1750 se emitieron unas 2000 gigatoneladas, pero la mitad se emitieron desde 1970 para acá”.

“Los avances tecnológicos que mejoraron la eficiencia productiva a nivel global no alcanzaron para contrarrestar los efectos del aumento del consumo de bienes y servicios y la extracción irreversible de los recursos naturales, que, aún cuando pudieran ser renovables, el ritmo al que se los explota los vuelve irrecuperables”, subrayó Blanco y consideró que “Argentina no puede mirar para otro lado” en el tema del cambio climático.

Para Blanco, “la aspiración de no superar los dos grados de calentamiento global es un escenario que supone un desafío enorme, gigantesco en términos de energías renovables, energía nuclear, captura y almacenamiento de carbono y otras”.

Concurso de Periodismo Ambiental 2014

Concurso de Periodismo Ambiental 2014 Revista Claves21

ACTUALIZACIí“N DEL 15/11/2014: El concurso está oficialmente cerrado. Las notas serán evaluadas y se comunicaran los ganadores proximamente

ACTUALIZACIí“N DEL 15/10/2014: atendiendo diversas consultas y solicitudes, Claves21 extiende por única vez la fecha límite para participar de su Concurso de Periodismo Ambiental hasta el día 15/11/2014

La Revista Claves21 convoca a participar en su Concurso de Periodismo Ambiental 2014. Periodistas, estudiantes de Periodismo, Comunicación y/o Ciencias Ambientales, así como también público en general, están invitados a enviar sus producciones periodísticas en temas de medio ambiente y desarrollo sustentable.

Se trata de la segunda edición de este certamen que premia y destaca las mejores notas que abordan problemáticas, desafíos y soluciones ambientales a lo largo y ancho de Argentina. Click aquí para conocer a los ganadores de la edición 2013 del Concurso de Periodismo Ambiental.

Premios de la edición 2014 del Concurso de Periodismo Ambiental de Claves21:

-1er premio: 3000 pesos

-2do premio: 2000 pesos

-3er premio: 1500 pesos

También se entregarán Menciones Especiales según resolución del Comité de Selección.

 Bases y condiciones del Concurso de Periodismo Ambiental de Claves21 2014:

1- El envío de los artículos periodísticos se realizará hasta 15/10/2014 de manera electrónica a concurso@claves21.com.ar. Se requiere nombre, apellido, e-mail, sitio web o blog, twitter (si corresponde) y teléfono de contacto. ACTUALIZACIí“N DEL 15/10/2014: atendiendo diversas consultas y solicitudes, Claves21 extiende por única vez la fecha límite para participar de su Concurso de Periodismo Ambiental hasta el día 15/11/2014

2- Al participar en el concurso, se acepta participar en la red de periodismo ambiental de Claves21.

3- Las notas deben tener como mínimo tres fuentes consultadas y estar acompañas de un título, subtitulos, hipervinculos varios y datos de contacto de las fuentes. Las imágenes, videos y audios deben ser de producción propia.

4- Estudiantes de Periodismo y/o Ciencias Ambientales, periodistas en ejercicio y toda persona interesada mayor de 18 años puede participar en el Concurso de Periodismo Ambiental 2014. Es requisito que el participante resida en Argentina.

5- Los artículos enviados al concurso deberán tener una extensión mínima de 5.000 caracteres y una extensión máxima de 10.000.

6- Los resultados del concurso serán divulgados en el mes de diciembre en el sitio web de Claves21 (www.claves21.com.ar) y en las redes sociales. Además, se darán a conocer en universidades y centros de estudio que colaboran con Claves21 .

7- Los ganadores recibirán sus premios y menciones en un acto público en fecha y un lugar a definir.

8- Los criterios que utilizará el jurado para evaluar los artículos serán los siguientes: noticiabilidad (impacto, relevancia, proximidad, actualidad); argumentación (profundidad, precisión, contextualización); balance; uso de las fuentes (número, calidad y diversidad); estilo (dominio del género periodístico, síntesis, amenidad, claridad) y uso acertado del material complementario (fotos, gráficos, videos, audios e infografías, entre otros).

9- Se incentiva a los postulantes del concurso a integrar sus trabajos con herramientas de la “web 2.0″, las cuales serán tenidos en cuenta positivamente al momento de la evaluación del jurado. Videos, mapas, bases de datos, infografías, líneas de tiempo, fotografías son algunas de las herramientas recomendadas para acompañar los artículos.

10- Premios: se entregarán tres premios consistentes en dinero en efectivo. El primer premio consistirá en $3.000 (tres mil pesos). El segundo premio será de $2.000 (dos mil pesos). El tercer premio será de $1.500 (mil quinientos pesos).

11- También se determinarán Menciones Especiales según la resolución del Comité de Selección.

12 -Claves21 se reserva el derecho a publicar en su sitio web y redes sociales todos los artículos y producciones periodísticas, ganadoras o no, presentadas en el concurso. Las mismas estarán acompañadas de la firma de su correspondiente autor y no habrá compensación alguna por ello.

13- Claves21 da libertad de acción a sus postulantes para elegir los temas de las producciones presentadas en el concurso. Sin embargo, algunas de las temáticas recomendadas son: cambio climático, energía, residuos, desarrollo urbano sostenible, nuevos desafíos medioambientales, tecnologías para cuidar el medio ambiente y experiencias sociales de protección ambiental, entre otras.

14- Los organizadores se reservan el derecho a modificar en parte o en todo las presentes bases y condiciones en caso de fuerza mayor o por algún error u omisión que imposibilite el buen desarrollo del concurso. Cualquier modificación será informada a los participantes y difundida en el sitio web de Claves21 y las redes sociales.

 

Foto de este post y de la difusión del Concurso de Periodismo Ambiental 2014: «Fractal» por Manu Gómez. Licencia: CC BY-NC 2.0

Marina Silva: «Caemos en el consumo tóxico»

Crisis civilizatoria, democracia intensiva, nuevo sujeto político y programas sociales de tercera generación son conceptos poco habituales en boca de políticos argentinos, pero no lo son para Marina Silva. Como parte de una larga gira, la ex ministra de Medio Ambiente de Brasil pasó por Argentina y en diálogo con Claves21 dejó su mirada sobre los cambios en el medio ambiente y las civilizaciones.

marina silva

“Estamos atravesando por una crisis civilizatoria, que se da por la confluencia de la crisis económica, política, social, ambiental y de valores. Otras civilizaciones también pasaron por esto pero ahora es distinto. Tenemos que trabajar entre todos para construir un nuevo paradigma de sociedad y para sortear las múltiples dimensiones de la crisis que atraviesa el hombre”, sostuvo Silva en su exposición en la Facultad de Derecho en la Universidad de Buenos Aires.

Discípula y ex-compañera del legendario Chico Mendes, concejal, diputada nacional, senadora y, ministra de Medio Ambiente durante la presidencia de Lula da Silva, Marina Silva se presenta hoy como la imagen política opositora más fuerte de Brasil y la figura más popular después del propio Lula y la actual presidenta Dilma Rousseff. Es candidata a vicepresidente acompañando al ex gobernador Eduardo Campos dentro de la alianza entre el Partido Socialista Brasilero (PSB) y la Rede Sustentabilidade.

“Vivimos inmersos en la idea del tener, cuando durante la mayor parte de la historia el ideal que nos movilizaba era el de ser. El mercantilismo cambió esa idea hace 400 años. Ahora hacemos y consumimos y sin darnos cuenta caemos del consumo necesario en el consumo tóxico. El parámetro de la calidad de vida es ser un buen consumidor. Pero tenemos que cuestionarnos esa forma de desarrollo”, sostuvo Silva.

Silva se auto describe como profesora, latinoamericana y política, una combinación que, según ella, determina que pueda hablar horas y horas sin detenerse, algo que ocurrió en su exposición en Buenos Aires a pesar de su marcado cansancio por la gira. Su gestión como ministra de Medio Ambiente y los programas de su aún no oficialmente cristalizado partido político, la Rede Sustentabilidade, fueron sólo algunos de los temas que abordó en su exposición.

“La Amazonía es un tema de preocupación central para mi país pero su degradación afectaría al mundo entero. Lamentablemente los logros que realicé durante mi paso por el gobierno no se sostuvieron en el tiempo y la situación actual indica que lo que se hizo en su momento se ha revertido negativamente.”

La dirigente brasileña planteó la necesidad de implementar a nivel global un “modelo de gestión participativa” donde haya un “control ciudadano de las políticas llevadas adelante por los funcionarios” y puso como ejemplo el sistema de monitoreo en tiempo real de la deforestación del amazonas por las actividades extractivas. Por eso su partido promueve “una democracia horizontal, participativa y sin protagonismos individuales.”

“El modelo está agotado y por eso cada vez más personas tienden a salirse y andan merodeando intelectualmente por fuera, cuestionándose el paradigma y haciéndose preguntas. En la crisis está la síntesis del modelo y partiendo de sus contradicciones la sociedad va a conformar el nuevo paradigma. Actualmente hay muchas respuestas en busca de una misma pregunta, la indicada,” concluyó Marina Silva en diálogo con Claves21.

Foto Flickr CC BY 2.0 de Talita Oliveira

Impacto económico del cambio climático

Aumento en la temperatura media, mayor producción agropecuaria, más casos de malaria y dengue e impactos negativos en los recursos hídricos y naturales serán algunos de los efectos del cambio climático en las próximas décadas en Argentina, de acuerdo a un nuevo informe de la Secretaría de Ambiente junto con la CEPAL.

cambio climático

Las mayores emisiones de dióxido de carbono generarán un beneficio directo en el sector agropecuario ya que se espera un crecimiento de un 45% en la producción de soja para 2050. Del mismo modo, la producción de maíz crecerá un 11% junto con un 6% de suba esperada para el trigo. Sin embargo, el boom podría durar poco por la perdida de calidad de los suelos y el incremento de temperatura.

“Observamos ganancias temporales en agricultura pero que luego se van perdiendo. El impacto del cambio climático llevará a perdidas anuales de 0.5 del PBI en Argentina, cifra todavía más grande en otros países de la región. Pesca y turismo se verán afectados por la suba del nivel del mar y las inundaciones en las zonas costeras,” sostuvo José Luis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL.

Las zonas más beneficiadas para la producción de los cultivos se ubican al sur y al oeste de la región pampeana. En el noroeste, en cambio, se prevé un aumento de la producción de trigo y soja y una notable disminución de la producción de maíz. En cambio, la zona central norte de la región pampeana se vería afectada por una reducción de rendimiento de los cultivos de soja y trigo.

De acuerdo al informe, no se espera un gran impacto en el balance hídrico de estos cultivos pero si un serio efecto en los suelos, cuyos nutrientes se verían reducidos en las próximas décadas. “Los sistemas intensivos de producción y la ocupación de zonas más marginales podrían afectar seriamente las condiciones fisicoquímicas de los suelos. El monocultivo de soja provocaría mayores perdidas de carbono”, se afirma en el informe.

Al mismo tiempo, un incremento de la temperatura también amenaza a los cultivos. En la década de 2020 a 2029 se espera una suba de entre 1 y 1.5 grados respecto de su nivel en el período 1961-1990. Sumado a eso, fenómenos climáticos como El Niño y La Niña pueden generar vaivenes en la cosecha por las lluvias y sequías.

“Estamos frente a un tema problemático. Argentina está sufriendo mucho el impacto del cambio climático y la economía se ve afectada. Somos un país productor de productos primarios, los cuales dependen del clima. Las emisiones van a ir creciendo y es necesario controlarlas”, afirmó el Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable Omar Judis al presentar el informe.

Entrevistado por Claves21, Osvaldo Girardín, coordinador nacional de la investigación, dejó su mirada sobre el accionar del gobierno nacional sobre el cambio climático:

Foto: Gentileza Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable