Uruguay 100% renovable: las 6 claves del milagro

En siete años, Uruguay cambió su matriz energética, logró reducir significativamente el costo de la electricidad, supo adaptarse a variaciones climáticas y convirtió en realidad las promesas de las energías renovables. Claves21 dialogó con un experto charrúa que se propuso romper algunos mitos de la energía “alternativa”. Precios, rol del Estado y el contrapunto con Argentina.

Las energías renovables en Uruguay. Ramón Méndez. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC-SA 2.0.

Las energías renovables en Uruguay. Ramón Méndez. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC-SA 2.0.

“Redujimos en un 40 por ciento el costo medio de la energía eléctrica mediante una extraordinaria diversificación de la matriz energética, al tiempo que logramos un abastecimiento de fuentes renovables del orden del 96 por ciento la mayor parte del año, pero fundamentalmente, redujimos en un 70 por ciento la vulnerabilidad ante las variaciones climáticas que afectan al recurso hídrico. Además, bajamos notablemente las emisiones de gases de efecto invernadero, que hoy se ubican por debajo del promedio regional”, enumera el ex director de Energía de Uruguay Ramón Méndez y no quedan dudas de la contundencia de la política emprendida.

Méndez es Doctor en Ciencias Físicas y en la actual administración de Tabaré Vázquez se dispone a liderar los asuntos relacionados con el cambio climático. Pasó por Buenos Aires para exponer sobre el modelo energético uruguayo, sus logros y metas a futuro en el 2do. Seminario Internacional «Cambio climático, política fiscal ambiental y caudales ambientales», organizado por la CEPAL y el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), con el apoyo de EUROCLIMA.

Una política energética clara

Consultado por Claves21 sobre los aspectos cruciales para poder llevar a cabo esas transformaciones, Ramón Méndez precisó 6 elementos:

  • Políticas a largo plazo: “En 2008, Tabaré Vázquez definió una política energética a 25 años, que tuvo en cuenta la mirada ambiental, la económica, la geopolítica, la cultural y, por supuesto, la social».
  • Reglas claras: “Un gobierno que dice claramente hacia dónde vamos a ir, con reglas claras en un sector en el que no suele haberlas”.
  • Alto respaldo político: antes de terminar el mandato de Vázquez, una comisión integrada por representantes de todos los partidos avaló la política del gobierno saliente, convirtiéndola en política de Estado, con fuerte respaldo político y social.
  • Un marco regulatorio definido: “Que la política pública de certezas garantías de estabilidad en los temas fiscales.
  • Que el inversor perciba un “riesgo adecuado”: “El inversor tiene que saber que va a poder recuperar la inversión y en qué plazos. No se puede meter donde no sabe qué riesgos va a correr”.
  • Un Estado muy presente: “Hay un mito que dice que un Estado muy presente ahuyenta a los inversores privados y eso en Uruguay ha sido completamente a la inversa: con políticas claras, Estado presente y empresas públicas al servicio de la política energética”.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»La energía eólica es la que manda en Uruguay y todo el resto de la matriz complementa».[/su_note]

Revolución eólica

“En 2007 no había un solo molino conectado a la red nacional y hoy hay alrededor de 600 megavatios operativos generados por energía eólica”, afirmó Méndez, y detalló que esa cantidad “es enorme” si se tiene en cuenta que “la demanda energética total promedio de Uruguay es de 1100 megavatios”.

“Con esta renovación estructural del sistema energético, hoy la eólica es la que manda y todo el resto de la matriz complementa (hidráulica, biomasa, etc.)”, aseguró, y pronosticó que el año que viene “va a haber momentos en los que toda la energía va a provenir de los parques eólicos”.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»Donde hay buenos vientos, no hay energía más barata que la eólica».[/su_note]

Para Ramón Méndez, esta política energética fuertemente basada en fuentes renovables permitirá estabilizar los costos energéticos a largo plazo e incrementar la competitividad del país.

En ese sentido, el especialista dice que así se cae el mito que afirma que no se puede llegar a altos porcentajes de cobertura energética con renovables: “Estamos próximos al 100 por ciento sin que haya desestabilización del sistema”.

El precio de las energías renovables

– Se suele argumentar que las energías renovables como la eólica y la solar son muy caras, un lujo que sólo se pueden dar ciertos países…

– No, ese es otro mito. No es verdad que las energías renovables sean más caras que las de fuentes fósiles. No es así y claramente un ejemplo de ello es Uruguay. Pasar de una pequeña base fósil a las renovables nos redujo un 40 por ciento los costos. Y hay otros ejemplos. Donde hay buenos vientos, no hay energía más barata que la eólica.

El análisis sobre Argentina

Ramón Méndez es cuidadoso con las palabras al opinar sobre la política energética argentina, pero no deja de señalar las diferencias que observa:

  • Subsidios a los combustibles fósiles: “Eso tiene consecuencias muy importantes. Las reglas del mercado no existen y por lo tanto se benefician determinadas inversiones que no necesariamente son las más eficientes”.
  • Mayor disponibilidad de combustibles fósiles: “Argentina, a diferencia de Uruguay, tiene reservas de combustibles fósiles y por eso puede transitar ese camino”.
  • Falta de políticas a largo plazo: “No hay una tradición de políticas mantenidas a largo plazo y que se sostengan de una administración a otra. Eso es tremendamente inseguro para los mercados”.

Sin embargo, quizás un ejemplo dado por Méndez sirva para terminar de ver los contrastes de uno y otro lado del Río de la Plata: “En el mismo momento en el que nosotros hacíamos una licitación de energías renovables, las mismas empresas en Uruguay pedían un precio de 62 dólares por megavatio/hora y en Argentina pedían 140 dólares. Esa diferencia era por la percepción del riesgo”.

 

 

La foto sobre energías renovables en Uruguay utilizada en la portada de Claves21 es una captura del video «Parque eólico en Tacuarembó, Uruguay», de Nicolás ílvarez Moya. Licencia CC BY 2.0. 

Scioli llamó a un acuerdo federal ambiental

El gobernador bonaerense y precandidato presidencial, Daniel Scioli, encabezó la apertura del 2do. Seminario Internacional «Cambio climático, política fiscal ambiental y caudales ambientales», organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

Sergio Lorusso, secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación; Daniel Scioli, gobernador de la Provincia de Buenos Aires; y Hugo Bilbao, director ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC-SA 2.0.

Sergio Lorusso, secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación; Daniel Scioli, gobernador de la Provincia de Buenos Aires; y Hugo Bilbao, director ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC-SA 2.0.

En su intervención, Scioli destacó “las condiciones inmejorables” que tiene la Argentina para el desarrollo de las energías renovables y planteó la cuestión ambiental como “estratégica para los desafíos y la agenda del futuro”.

«Es impensable un desarrollo armónico de nuestras economías regionales, de nuestras estructuras sociales y del espacio público si no interpretamos las nuevas demandas de la sociedad que apuntan a vivir mejor y de una forma más saludable», afirmó el mandatario provincial.

“Millones de ciudadanos han vuelto al mundo del trabajo y nos piden una mejor calidad de vida, que tiene que venir de la mano de políticas de desarrollo sustentable y del impulso a las energías renovables”, sostuvo Scioli, al tiempo que propuso la concreción de “un acuerdo federal ambiental” para la lucha contra el cambio climático.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»Tenemos que volver a sentarnos y determinar entre todas las provincias cuáles son los grandes objetivos de cara a los próximos 30 años».[/su_note]

Sobre ese “acuerdo federal ambiental”, el director ejecutivo del Organismo Provincial del Desarrollo Sustentable, Hugo Bilbao, dialogó con Claves21 y recordó que un primer pacto de este tipo se produjo en 1993, que derivó, por ejemplo, en la inclusión de las cuestiones ambientales en la reforma de la Constitución de 1994. En ese sentido, Bilbao consideró que “ahora tenemos que volver a sentarnos y determinar entre todas las provincias cuáles son los grandes objetivos de cara a los próximos 30 años para la República Argentina”.

“Desde el COFEMA estamos trabajando fuertemente en ello y creemos que en el próximo gobierno, como dice Daniel Scioli, debe firmarse un nuevo acuerdo federal ambiental para tener una política clara en este tema para las siguientes tres décadas”, subrayó Hugo Bilbao.

COP21: «Esperamos la propuesta de Argentina»

El embajador de Francia en Argentina Jean-Michel Casa dialogó en exclusiva con Claves21 sobre la próxima Conferencia de las Partes (COP21) sobre cambio climático a desarrollarse en Paris en diciembre.

Foto: Embajada de Francia en Argentina. Flickr CC BY-NC-ND 2.0. Autor Wally Gobetz

Foto: Embajada de Francia en Argentina. Flickr CC BY-NC-ND 2.0. Autor Wally Gobetz

Asistiendo a un evento de la Unión Europea en Argentina, Casa resaltó sus expectativas de lograr un compromiso global por el cambio climático y pidió a Argentina y a los demás países de América Latina presentar lo antes posible sus contribuciones para adaptarse y mitigar el calentamiento global.

¿Tienen expectativas de lograr un acuerdo que reemplace al Protocolo de Kyoto en la próxima Conferencia de las Partes en Paris?
Nuestra expectativa es tener un acuerdo que vaya más allá del protocolo y que permita verdaderamente mantener el calentamiento global debajo de dos grados. La Unión Europea ya presentó su oferta y se comprometió a reducir al menos un 40% sus emisiones. Va a ser la COP más grande que se haya desarrollado.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»La representación de Argentina en la COP21 será difícil por el cambio de presidente».[/su_note]

Los países desarrollados han incrementado los reclamos de compromisos de países en vías de desarrollo, pidiendo una responsabilidad global por el cambio climático. ¿Esto se verá reflejado en el acuerdo?
Va a ser un acuerdo muy difícil por las distintas posiciones de todas las partes. Tienen intereses muy diferentes. Lo que cambió sobre Kyoto es que aun los grandes emisores emergentes como China e India ahora admiten que hay una responsabilidad global. Sostienen que los países industrializados empezaron a contaminar el planeta desea antes pero aceptan la idea de la responsabilidad global. La adaptación al cambio climático no está en contra del crecimiento económico de los países, se puede dar de forma paralela.

Muy pocos países han presentado sus contribuciones. ¿A qué se debe la demora en América Latina y específicamente en Argentina?
Argentina tiene otras preocupaciones. Ahora vienen las elecciones y todo está centrado en eso. Además, la coordinación entre ministerios es difícil al igual que la competencia ambiental compartida entre el gobierno nacional y las provincias. Lo mismo pasa con Brasil. Sin embargo, esperamos una propuesta cuanto antes. La representación de Argentina en la COP será difícil por el cambio de presidente pero esperamos que Cristina Fernández de Kirchner se reúna con quien resulte electo y designen a un representante para participar en la negociación.

¿Argentina está comprometida con el medio ambiente?
No es el país que plantea más dificultades en América Latina en relación al medio ambiente. Brasil es mucho más difícil al emitir más y tener una alta deforestación y menor control. Es cierto que el medio ambiente no tiene un protagonismo fuerte pero la política argentina no es tan mala en el sector.

Foto: Embajada de Francia en Argentina. Flickr CC BY-NC-ND 2.0. Autor Wally Gobetz

Las energías renovables desafían a Vaca Muerta

“Tenemos que romper el mito de que ‘Vaca Muerta alcanza’. La realidad es que los hidrocarburos no convencionales no van a alcanzar a corto plazo”, aseguró con vehemencia, el abogado especialista en energía Juan Pablo Lahitou en Expo Viento y Energía 2015, un evento que se propuso debatir el presente y el futuro de las energías renovables en Argentina, organizado por la Asociación Argentina de Energía Eólica.

Lahitou expo viento y energías renovables

Expo Viento y Energía 2015. Foto: Damián Profeta. Licencia CC BY-NC-SA 3.0.

¿Por qué Vaca Muerta no va a alcanzar?

“Porque el autoabastecimiento está lejos. Estamos ante, al menos, siete años más de importación de combustibles. El fruto de Vaca Muerta no va a estar disponible en el corto plazo para atender una demanda que crece y va a seguir creciendo”, afirmó Lahitou.

Para el especialista, “no se puede descansar en la idea de que los hidrocarburos no convencionales ‘nos van a salvar’ porque no sólo no van a alcanzar, sino que ese pensamiento va a ahogar las posibilidades de cambiar la matriz energética”.

Un escenario positivo para las energías renovables

Si bien actualmente las energías solar y eólica, sumadas, representan apenas el irrisorio 0,4 por ciento de la matriz energética argentina, Lahitou está convencido de que “el panorama es alentador”.

“Hay que reemplazar los combustibles líquidos, que, además de ser caros, cuestan mucho en mantenimiento y contaminan. Hay que reconvertir la inversión y luego cambiar la matriz energética”, explica.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»Hay que tener en cuenta la variable ambiental y mejorar la huella que dejamos”.[/su_note]

Ante el recurrente argumento de que las energías limpias son caras, este abogado con amplia experiencia en el mercado de no renovables asegura que eso era en el pasado, que los precios muestran un marcado descenso y que actualmente el precio internacional del megavatio se ubica entre los 105 y 108 dólares y que va a seguir bajando. Al respecto, también apunta a los ingentes subsidios que benefician a los combustibles fósiles: “Nuestro estado es pródigo en subsidios, pero arbitrario; elije como quiere”, critica.

De todas maneras, el experto prefiere no confrontar y asegura que las energías renovables “pueden coexistir, no sustituyen otras posibilidades”, y ejemplifica con el caso de Texas, en Estados Unidos, donde “son una potencia petrolera con una buena presencia de las renovables”. “Ambos tipos de energía, en conjunto, se potencian, pero hay que tener en cuenta la variable ambiental y mejorar la huella que dejamos”, agrega.

Para Lahitou, la fórmula se resume en “impulsar las energías renovables, limitar los combustibles fósiles y maximizar la eficiencia”.

Dos preguntas al viento

Juan José Ferrer, presidente del Instituto para el Desarrollo Energético Sustentable (IDES), critica fuertemente que “casi el 90 por ciento de la matriz energética es de combustibles fósiles” y coincide con la visión de Lahitou: “Vaca Muerta no va a dar resultados en función de las necesidades”.

Ferrer lanza dos preguntas, a la espera de una respuesta: ¿Qué pasa de hoy a esos siete años de espera necesarios para que Vaca Muerta comience a rendir? ¿Qué respuesta se le va a dar al impacto ambiental creciente de la explotación de los combustibles fósiles?”.

 

 

La foto de un parque eólico utilizada en portada para esta nota es autoría de Néstor Gallina y tiene una licencia Creative Commons CC BY 2.0.

Basura en la Ciudad: denuncian falta de información

Un grupo de organizaciones sociales le reclamó al Gobierno de la Ciudad que brinde datos sobre el cumplimiento de la ley de Basura Cero.

Contenedores de basura en la Ciudad de Buenos Aires. Foto: Damián Profeta. Licencia CC BY-NC-SA 2.0.

Contenedores de basura en la Ciudad de Buenos Aires. Foto: Damián Profeta. Licencia CC BY-NC-SA 2.0.

La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), AVINA y Greenpeace -miembros de la Comisión de Asesoramiento Técnico que monitorea el avance de la ley de gestión de residuos- exigieron que la información sea difundida «en forma regular y transparente».

De acuerdo a las organizaciones, los datos con los que cuenta la Comisión para evaluar el cumplimiento de la norma son entregados en forma esporádica e incompleta, e impiden el control sobre el funcionamiento de la Ley. Ante esta situación, los datos fueron solicitados en la reunión plenaria de la Comisión, el 26 de febrero pasado. Sin embargo a más de dos meses las autoridades no respondieron.

Los residuos sólidos urbanos constituyen una de las problemáticas más graves de la Ciudad de Buenos Aires. La ley 1854 de Basura Cero, sancionada en el distrito en 2005, adopta el principio de reducción progresiva de la disposición final de los residuos sólidos urbanos, con plazos y metas concretas, por medio de la aplicación de un conjunto de medidas entre las cuales se encuentran la separación selectiva, la recuperación y el reciclado.

 

Más información: descargar el pedido de información pública presentado por las organizaciones.

Subestación Rigolleau: la génesis de un conflicto

En el verano de 2005, la instalación de tendidos eléctricos y el trabajo de obreros de la empresa EDESUR, sobre la calle 145 intersección 21 (complejo de la fábrica Rigolleau), alertaron a los vecinos del barrio Rigolleau en Berazategui sobre la construcción de algo que desconocían por completo: una subestación eléctrica.

Rechazo a la subestación en Rigolleau. Asamblea de vecinos.

Rechazo a la subestación en Rigolleau. Asamblea de vecinos.

Esto los movilizó instantáneamente a interiorizarse en los efectos que una construcción así podría ocasionar para sus vidas. Las primeras averiguaciones de los vecinos no los llevaron muy lejos: En la localidad vecina de Ezpeleta se encontraba la Subestación Sobral, la cual estaba teniendo efectos devastadores para los habitantes de las zonas aledañas. Casos de cáncer, leucemia, malformaciones son el saldo terrible de la exposición a los campos electromagnéticos que sufrieron los habitantes de esa zona

Así se inició el largo camino de resistencia a la Subestación Rigolleau. Los vecinos, movilizados, eligieron el camino de la demanda tanto al municipio como a la empresa proveedora de energía eléctrica, Edesur.

Microteslas

La legislación Argentina va a contramano de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS): mientras la OMS señala que cualquier exposición a campos electromagnéticos superior al 0,3 % de microteslas es dañino para la salud, la legislación nacional aclara que el máximo permitido en espacios electromagnéticos es de 1,3 %.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]Hoy, la Subestación se encuentra instalada y funcionando, exponiendo a los vecinos a mediciones superiores a las indicadas en los datos de la OMS.[/su_note]

La Subestación Rigolleau supera los límites indicados por la OMS aunque se sitúa por debajo de los límites de la legislación nacional, lo que generaba de antemano una batalla ganada para la empresa eléctrica, ya que ante la justicia la misma no estaba incumpliendo lo que estipula ley sobre los campos electromagnéticos.

Sin embargo, la ley Argentina contempla los principios precautorios para los casos de riesgo a la salud y daño ambiental. Este principio, se basa en la posibilidad del daño y en el amparo al derecho de la parte posiblemente afectada. En el caso de la Subestación Rigolleau el mismo debería haberse aplicado. No sucedió así. Hoy, la Subestación se encuentra instalada y funcionando, exponiendo a los vecinos a mediciones superiores a las indicadas en los datos de la OMS.

¿Y ahora qué hacemos?

El entonces intendente de Berazategui, Juan José Mussi, firmó un documento ante los vecinos comprometiéndose a recurrir, incluso si fuera necesario, a tribunales internacionales para demandar a la empresa. Ignoraba o quería ignorar que el Consejo Deliberante ampliamente dominado por su fuerza política había autorizado la construcción.

Con la dilación y la negativa de la medida precautoria para el caso de la Subestación Rigolleau, a los vecinos no les quedó otra que resistir la construcción a la antigua: durmiendo sobre las veredas, organizando turnos de custodia. Así lograron evitar que las máquinas comenzaran con la realización de tareas en la zona.

El argumento por parte del poder local de infiltrados políticos en el conflicto dio la excusa perfecta a este para la solución salomónica del problema. Tres represiones con Gendarmería, la última, la más violenta de todas, dieron vía libre a la ocupación del barrio por parte de la Policía.

La Policía se encargó de la custodia de las obras, incluso hasta pidiendo documentos a los vecinos de la zona para chequear que vivieran en el lugar. También instaló paneles para cubrir el trabajo de los operarios de la empresa. El barrio ahora parecía literalmente un ghetto.

En el año 2010, paradójicamente, el intendente de Berazategui sería nombrado por la Presidente Cristina Fernández de Kirchner como secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable. La designación les cayó a los vecinos como un balde de agua fría. Si a nivel local no sumaban el apoyo del intendente, a nivel nacional encontraban que ese intendente que poco se preocupaba por su salud, era premiado con una secretaria para la cual desde su municipio no había hecho méritos.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″] Las microteslas son enemigos silenciosos a largo plazo. Los primeros efectos en los residentes podrán notarse a cinco años de instalada.[/su_note]

Efectos a cinco años

Gustavo González es activista vecinal y participó activamente de la lucha contra la instalación de la Subestación. Indica Gustavo que, una vez instalada la misma, la lucha ya no es igual. Las posibilidades de ganar la misma en la etapa previa eran mayores, pero una vez puesta en funcionamiento, en términos legales, sacarla es demostrar casos.

En este sentido agrega Gustavo que los efectos no son inmediatos. Las microteslas son enemigos silenciosos a largo plazo. Los primeros efectos en los residentes podrán notarse a cinco años de instalada.

Si bien se están haciendo estudios de la Universidad de La Plata, aún no se determinaron los posibles efectos. El peligro de la salud por la exposición a casi un 1% de microteslas puede generar desde malformaciones en los niños que nazcan en la zona, hasta casos de cáncer en los habitantes del barrio.

Hoy la Subestación funciona en un barrio habitado. La Justicia no tomó ninguna medida para proteger a los vecinos o al menos para demostrar interés en su situación. De esta manera la Subestación eléctrica se convierte en un ejemplo del desinterés de la política, la justicia y el empresario por la salud de los ciudadanos. Los vecinos esperan con la frustración de haber sido desoídos el anuncio del primer caso de cáncer para volver a la lucha.

 

 

El presente artículo recibió el 2do. premio del Concurso de Periodismo Ambiental 2014 de la Revista Claves21 y se publicó originalmente aquí.