Curso online para periodistas sobre cambio climático

La Revista Claves21 organiza por segundo año consecutivo su curso online gratuito para periodistas, comunicadores y estudiantes de América Latina sobre Cambio Climático.

Click acá para hacer la INSCRIPCIí“N.

Claves21 organiza un nuevo curso para periodistas sobre cambio climático.

Claves21 organiza un nuevo curso para periodistas sobre cambio climático.

Introducción  l  Estructura y temas  l  Beneficio adicional  l  Certificación  l  Coordinadores  l  Testimonios de participantes  l  Consultas

Introducción:

Este programa de capacitación virtual de Claves21.com.ar brinda información, conocimientos y herramientas útiles para aquellas personas interesadas en abordar la comunicación de un tema complejo y multidimensional como el cambio climático.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]En 2016, más de 1500 periodistas de 30 países participaron del Programa de Formación en Periodismo Ambiental de Claves21. [/su_note]

Duración del curso: 9 semanas

Fecha límite para la inscripción: viernes 1 de septiembre.

Comienzo: lunes 4 de septiembre.

Finalización: lunes 5 de noviembre.

La realización del curso es gratuita, con inscripción previa al final de este artículo. 

Estructura y temas:

Se trata de un programa de capacitación de 9 semanas, dividido en 4 módulos, que van desde los aspectos conceptuales del cambio climático, sus más recientes bases científicas, las actuales consecuencias y los impactos proyectados en Latinoamérica y el resto del mundo, las cuestiones clave de la cobertura periodística de los asuntos relacionados con el cambio climático hasta el trabajo con herramientas digitales de producción de contenidos ambientales en general y del cambio climático en particular.

La modalidad general de cursada es asincrónica basada en el trabajo con documentos y materiales audiovisuales en el tiempo que dispongan los participantes individualmente, pero cada módulo incluirá un encuentro virtual en vivo con especialistas en los temas de cada unidad en un día y horario a definir.

Módulo 1: La ciencia detrás del cambio climático
Módulo 2: Políticas y negociaciones del cambio climático
Módulo 3: Medios y comunicación del cambio climático
Módulo 4: Herramientas digitales para el periodismo ambiental

Beneficio adicional:

Además de acceder a conocimientos y herramientas, las y los participantes del curso online sobre cambio climático para periodistas y comunicadores integrarán la red latinoamericana de periodistas ambientales de Claves21 y acceder a información sobre becas, concursos, financiamiento de proyectos periodísticos y otras oportunidades profesionales.

Certificación:

Quienes completen el curso tienen la opción de obtener el certificado del Programa de Formación para Periodistas de la Revista Claves21. Aunque el curso es gratuito, la certificación -totalmente opcional- tiene un costo de 20 dólares estadounidenses. El certificado será enviado en PDF junto con un documento con la descripción en detalle de la formación recibida.

Coordinadores:

Damián Profeta es licenciado en Periodismo y docente de las cátedras de Periodismo Digital; Periodismo de Datos, y Periodismo Científico de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), así como docente de Periodismo en otras instituciones educativas. Fue redactor, editor y jefe de redacción de sitios como ElArgentino.com, INFOnews.com y Notio.com y cofundó Claves21.com.ar, sitio especializado en noticias ambientales. Sigue las negociaciones internacionales sobre el cambio climático desde 2004 y asistió como observador y periodista acreditado a las cumbres climáticas de Buenos Aires, Copenhague, Lima y París.

Fermín Koop es licenciado en Periodismo de la Universidad del Salvador (USAL) y especialista en cambio climático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Fue redactor del diario Buenos Aires Herald, es docente universitario en la USAL y co-fundador de Claves21.com.ar. Cubrió las COP20 en Lima y COP21 en París junto a Earth Journalism Network.

Testimonios de participantes:

Algunos opiniones de la versión 2016 del Curso Online de Claves21 sobre Cambio Climático para Periodistas:

«Agradezco a los creadores de este curso porque en verdad me ayudaron en mi formación como periodista y al mismo tiempo me motivaron para participar en otros cursos y talleres relacionados con el medio ambiente y cambio climático«. – Julio César Salas. México.

“Gracias por este curso, uno muy completo e interesante. Fue tremenda experiencia”. –Yolanda Centeno. Puerto Rico.

“Mi agradecimiento a Claves21 por la oportunidad de este curso de calidad y totalmente gratuito, para periodistas y comunicadores Latinoamericanos«. - Jacqueline Pérez. Venezuela.

“Me pareció super interesante participar en este curso de cambio climático para periodistas. Agradezco la generosidad de los periodistas que lo organizaron y la accesibilidad en el cursado del mismo. Las herramientas que nos han brindado son muy útiles”. – Rosana Guerra. Argentina.

«Quiero agradecerles sinceramente por esta oportunidad tan valiosa de poder asomarme al mundo del cambio climático. Ahora siento un gran compromiso por escribir y divulgar acerca de este importante tema y esto se lo debo a este curso que tomé con ustedes. Gracias también por motivarme a aprender acerca de las nueva tecnologías y herramientas digitales«. – Fernanda Sánchez. Colombia.

Consultas:
curso@claves21.com.ar

Formulario de inscripción:

Fecha límite para la inscripción: viernes 1 de septiembre. Contacto: curso@claves21.com.ar.

A pesar de la Ley de Bosques, la deforestación sigue en aumento

En sólo seis meses se desmontaron en el norte del país más de 45 mil hectáreas, de acuerdo a un informe de la organización ecologista Greenpeace en base a imágenes satelitales. Casi la mitad de los desmontes son ilegales y ocurren en zonas que deberían estar protegidas de acuerdo a la Ley de Bosques.

“Se aplican multas a los infractores de la Ley de Bosques pero no son suficientes para desalentar el delito; en muchos casos es clara la complicidad de los funcionarios en la violación de la normativa legal”, explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace. “Estamos pidiendo una Ley penal que sancione a los responsables de destruir los bosques nativos con penas de 2 a 10 años de prisión. Quienes destruyen los bosques no son empresarios, son delincuentes”.

Según un informe de la ONG que compara imágenes satelitales, la superficie desmontada entre enero y junio de 2017 en las provincias de Salta, Santiago del Estero, Formosa y Chaco fue de 45.470 hectáreas (1). El 42% ocurrió en áreas donde estaba prohibido.

El podio es para Chaco, con 17 mil hectáreas, 10 mil de ellas ilegales; Santiago del Estero con 13.707 hectáreas desmontadas, 8.083 hectáreas eran bosques protegidos; y Formosa con 7.754 hectáreas de bosques nativos, 136 hectáreas destruidas ilegalmente. Muy cerca está Salta, donde se deforestaron 7.009 hectáreas, de las cuales 678 hectáreas estaban protegidas.

Datos oficiales confirman que, desde la sanción de la Ley de Bosques (año 2007) hasta fines de 2016 se deforestaron 2,4 millones de hectáreas, de las cuales más de 750 mil eran bosques protegidos. Las principales causas de la pérdida de bosques son el avance de la frontera agropecuaria (soja transgénica y ganadería intensiva) y los incendios.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ubicó a Argentina entre los diez países que más desmontaron entre 1990 y 2015: se perdieron 7,6 millones de hectáreas, a razón de 300 mil hectáreas al año.

Foto e información: Gentileza Greenpeace Argentina

Premio de Periodismo Ambiental 2017

La Revista Claves21 convoca a participar en la nueva edición de su Premio de Periodismo Ambiental. Periodistas, estudiantes de Periodismo, Comunicación y/o Ciencias Ambientales, así como también público en general de Argentina y otros países de América Latina, están invitados a enviar sus producciones periodísticas en temas de ambiente y desarrollo sostenible.

Premio-Periodismo-Ambiental-Banner

Premio de Periodismo Ambiental 2017 de la Revista Claves21.

Se trata de la quinta edición de este certamen que premia y destaca las mejores notas que abordan problemáticas, desafíos y soluciones ambientales.

Premio de Periodismo Ambiental de Claves21 2017: $5000 (cinco mil pesos argentinos).

También se entregarán Menciones Especiales según resolución del Comité de Selección.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]Estudiantes de Periodismo y/o Ciencias Ambientales, periodistas en ejercicio y toda persona interesada mayor de 18 años puede participar en el Premio de Periodismo Ambiental 2017.[/su_note]

Bases y condiciones del Premio de Periodismo Ambiental de Claves21 2017:

1- El envío de los artículos y otras producciones periodísticas se realizará hasta el 15/12/2017 de manera electrónica a concurso@claves21.com.ar. Se requiere indicar nombre, apellido, e-mail, sitio web o blog, twitter (si corresponde) y teléfono de contacto.

2- Al participar en el certamen, se acepta participar en la red de periodismo ambiental de Claves21.

3- Las notas deben tener como mínimo tres fuentes consultadas y estar acompañas de un título, subtitulos, hipervinculos varios y datos de contacto de las fuentes. Las imágenes, videos y audios deben ser de producción propia.

4- Estudiantes de Periodismo y/o Ciencias Ambientales, periodistas en ejercicio y toda persona interesada mayor de 18 años puede participar en el Premio de Periodismo Ambiental 2017.

5- Los artículos enviados deberán tener una extensión mínima de 5.000 caracteres y una extensión máxima de 10.000.

6- El resultado será divulgado durante marzo de 2018 en el sitio web de la Revista Claves21 (www.claves21.com.ar) y en las redes sociales. Además, se darán a conocer en universidades y centros de estudio que colaboran con Claves21 .

7- Los criterios que utilizará el jurado para evaluar los artículos serán los siguientes: noticiabilidad (impacto, relevancia, proximidad, actualidad); argumentación (profundidad, precisión, contextualización); balance; uso de las fuentes (número, calidad y diversidad); estilo (dominio del género periodístico, síntesis, amenidad, claridad) y uso acertado del material audiovisual (fotos, gráficos, videos, audios e infografías, entre otros).

8- Se incentiva a los postulantes a integrar sus trabajos con elementos audiovisuales, los cuales serán tenidos en cuenta positivamente al momento de la evaluación del jurado. Videos, mapas, bases de datos, infografías, líneas de tiempo, fotografías son algunos de los recursos recomendados para acompañar los artículos.

9- Premio: se entregará un premio consistente en $5.000 (cinco mil pesos argentinos) en efectivo.

10- También se determinarán Menciones Especiales según la resolución del Comité de Selección.

11 -La Revista Claves21 se reserva el derecho a publicar en su sitio web, en redes sociales y en otros materiales comunicacionales todos los artículos y producciones periodísticas presentadas al premio. Las mismas estarán acompañadas de la firma de su correspondiente autor y no habrá compensación alguna por ello.

12- Claves21 da libertad de acción a sus postulantes para elegir los temas de las producciones presentadas en el certamen. Sin embargo, algunas de las temáticas recomendadas son: cambio climático, energía, residuos, desarrollo urbano sostenible, nuevos desafíos medioambientales, tecnologías para cuidar el medio ambiente y experiencias sociales de protección ambiental, entre otras.

13- En caso de empate entre dos o más trabajos, el premio se repartirá en partes iguales entre los ganadores. Cada ganador recibirá un diploma que lo acreditará como ganador del Premio de Periodismo Ambiental 2017.

14- Los organizadores se reservan el derecho a modificar en parte o en todo las presentes bases y condiciones en caso de fuerza mayor o por algún error u omisión que imposibilite el buen desarrollo del certamen. Cualquier modificación será informada a los participantes y difundida en el sitio web de Claves21 y las redes sociales.

Foto de este post y de la difusión del Premio de Periodismo Ambiental 2017: “Leaf 1” por Marek 52. Licencia: CC BY-NC 2.0

¿Cómo fue el desprendimiento del iceberg de la Antártida?

Un iceberg de 5.800 kilómetros cuadrados, uno de los más grandes de la historia y 25 veces más grande que la Ciudad de Buenos Aires, se desprendió de la barrera Larsen C de la Antártida, luego de una fisura en la misma que ha estado creciendo en los últimos dos años.

«La formación se produjo entre lunes y hoy», afirmaron los científicos del Proyecto Midas, que vigilaban la evolución de este bloque de hielo. Actualmente, se encuentra a la deriva en el mar de Weddell. Se prevé que reciba el nombre de A68 y tiene la mitad del tamaño del iceberg B15, que se separó de la plataforma de hielo Ross en el año 2000.

La Barrera de Hielo Larsen C es una extensa plataforma de hielo que se extiende sobre el mar de Weddell, junto a la Península Antártica. Se trata de la cuarta barrera de hielo más grande del continente y la más grande de su región. Fue denominada así en honor al capitán noruego Carl Anton Larsen.

Al ahora no contar con este enorme bloque de hielo, Larsen C es «potencialmente menos estable», recalcan los científicos, quienes creen que la barrera podría seguir el ejemplo de «Larsen B», la cual se desintegró de forma espectacular en 2002. De ocurrir, el nivel de los mares podría subir 10 centímetros.

«Hemos estado esperando este suceso durante meses y nos ha sorprendido el largo tiempo que ha tardado la grieta en romper los últimos kilómetros de hielo», explicó Adrian Luckman, del Proyecto Midas. «Es uno de los más grandes registrados y resulta complicado predecir su futuro progreso. Sigue formando ahora un solo bloque, pero es más que probable que se romperá en segmentos», afirmó Luckman.

Foto y animación: Gentileza NASA

Un informe reveló graves falencias en la limpieza del Riachuelo

A 9 años del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) que condenó al Estado Nacional, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a recomponer el daño ambiental producido en la cuenca Matanza Riachuelo, todavía persisten debilidades en el control y seguimiento, y la falta de una mirada verdaderamente integral de gestión.

Eso es lo que da cuenta un informe elaborado por un grupo de organizaciones no gubernamentales integrantes del cuerpo colegiado a cargo del monitoreo del cumplimiento del fallo. ACUMAR, la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo, en el foco de todas las críticas.

Se cumplieron 9 años desde que la Corte Suprema ordenó el saneamiento del Riachuelo. Foto: Damián Profeta. Licencia: Creative Commons CC BY NC 2.0.

Se cumplieron 9 años desde que la Corte Suprema ordenó el saneamiento del Riachuelo. Foto: Damián Profeta. Licencia: Creative Commons CC BY NC 2.0.

«Objetivos altamente incumplidos»

«Han emergido nuevos y complejos problemas que indican que los objetivos impuestos por el máximo tribunal se encuentran altamente incumplidos. Las falencias que persisten afectan tanto al control sobre las principales fuentes de contaminación (los establecimientos industriales, basurales a cielo abierto y efluentes cloacales), como al acceso a bienes y servicios indispensables tales como agua potable, saneamiento cloacal, vivienda y salud, que inciden en la vulnerabilidad de la población«, señala el informe realizado por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Greenpeace Argentina, la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos (ACDH) y la Asociación Vecinos de La Boca.

Imagen interactiva: las principales falencias del accionar de ACUMAR relevadas

Pasar el mouse por la imagen para activar las referencias. (Crédito: Damián Profeta).

Vertidos y emisiones contaminantes

«En relación al control de vertidos y emisiones, la normativa de vertidos y el uso elegido para la calidad de agua del Riachuelo, resultan totalmente inadecuados para el saneamiento del río y la mejora de la calidad de vida de la población», alertan las ONG.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]ACUMAR permite verter en el agua sustancias prohibidas por la Convención de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs).[/su_note]

«Las regulaciones adoptadas por ACUMAR deberían haber reducido la contaminación, pero no lo han hecho y, por el contrario, la mantienen», prosigue el informe.

La nueva resolución adoptada por ACUMAR (Nº 46/2017) permite verter en el agua sustancias tales como: Aldrin, Clordano, DDT, Dieldrin, Endosulfan, Endrín, Heptacloro, Lindano y Paration, todas ellas prohibidas por la Convención de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), a la cual Argentina ha adherido. En tal sentido, el Cuerpo Colegiado ha solicitado a la Presidenta de ACUMAR la urgente reformulación del texto de la normativa y de igual forma lo ha hecho ante el Juez Federal de Morón, Jorge Rodriguez, a cargo de la ejecución de la sentencia del caso Mendoza.

Video recomendado: Un viaje por las aguas del Riachuelo

Basurales

En lo que se refiere a la permanencia de los basurales a cielo abierto constituyen una de las tres principales fuentes de contaminación de la cuenca.

Según datos de ACUMAR 1.8 millones de metros cúbicos de residuos sólidos son los que se acumulan en este tipo de basurales. Además relevó la existencia de 390 basurales irregulares. ACUMAR, planificó intervenciones destinadas a lograr la su remoción de 267 de ellos y dejó los de menores dimensiones a cargo de los municipios. Los informes de la Auditoría Interna del organismo mencionan que el 57% de los lugares intervenidos, fueron reinsertos como basurales.

Vivienda

El informe apunta que «en materia de hábitat para los sectores vulnerados, la situación es altamente problemática».

En el año 2010 se elaboró el Plan de Urbanización de Villas y Asentamientos Precarios en Riesgo Ambiental de la Cuenca Matanza Riachuelo (plan Marco) que prevé 17.771 soluciones habitacionales. Sin embargo, las organizaciones evaluaron que su cumplimiento ha sido muy bajo (solo el 35% de los hogares han sido realojados) y concluyeron que «reiteradamente se ha incurrido en graves violaciones a los derechos de las personas que han sido relocalizadas en los complejos habitacionales«.

Relocalizaciones de la cuenca Matanza Riachuelo.

Sólo el 35% de los hogares a relocalizar fueron realojados. Fuente: Informe «9 años del fallo de la Corte».

«A la par de la discontinuidad de la ejecución del plan, la llegada de nuevas familias incrementó el hacinamiento y empeoró las condiciones de vida. Adicionalmente, la demanda de provisión y calidad de los servicios básicos ha desoída por las autoridades competentes. Según las reiteradas denuncias de los dirigentes barriales, ninguna de las empresas prestatarias (sean estas estatales como privadas) atiende sus necesidades y reclamos; y tanto ACUMAR como las jurisdicciones no tienen la capacidad de revertir la situación deficitaria», denuncia el documento.

Salud

«A 9 años del fallo, no ha logrado identificarse de manera específica la población en riesgo, no se generaron capacidades para evaluar la situación de salud ambiental y tampoco se articuló una intervención de las distintas áreas de ACUMAR para reducir la exposición de poblaciones especialmente vulnerables a amenazas producidas por la contaminación. Aún cuando el caso tuvo origen en los problemas derivados de los efectos de la contaminación en la salud de la población, durante mucho tiempo ACUMAR quitó relevancia a los mismos y sugirió que los factores ambientales no constituyen elementos determinantes de la salud. Reiteradamente, dio a entender que los problemas prevalentes son productos de la pobreza, e incluso destinó recursos a elaborar investigaciones que probaran tal hipótesis como ocurrió con los ENUDPAT 2011», aseguran las ONG en el reporte.

«ACUMAR tampoco elaboró ‘un diagnóstico de base para todas las enfermedades que permita discriminar patologías producidas por la contaminación del aire, suelo y agua, de otras patologías no dependientes de aquellos factores y un sistema de seguimiento de los casos detectados para verificar la prevalencia y supervivencia de tales patologías’, tal como lo dispuso la CSJN en el Cons. 17 punto IX del fallo de 8/7/2008″ se explica en el informe.

Al no haberse indagado profundamente en la vinculación entre las enfermedades y las fuentes de contaminación, «no se generó un diagnóstico que pueda indicar cuál es el grado de incidencia de éstas, ni la población más expuesta», lamentaron las organizaciones.

Información pública de ACUMAR

El informe prosigue: «La CSJN estableció una serie de medidas dirigidas a que el Estado produzca y difunda información, las que están orientadas a expandir la participación ciudadana. En tal sentido, obligó a ACUMAR a adoptar un sistema de información pública que presente datos actualizados y detallados de manera concentrada, clara y accesible para el público en general. El portal web de ACUMAR es el principal canal de acceso a la información pública sobre sus acciones, obligaciones y avances. Sin embargo, la información necesaria para que el público pueda realizar un control de la gestión no se encuentra disponible ni es actualizada».

Un relevamiento realizado por las organizaciones ambientalistas constató que de 424 links en www.acumar.gov.ar, 108 no funcionan y la mayoría de la información adjunta no está actualizada desde el año 2014.

El canal de acceso a la información pública no permite acceder a la información porque ACUMAR no actualiza el sitio web.

Imagen extraída del Informe «9 años del fallo de la Corte».

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]“La gestión de la Cuenca Matanza Riachuelo se encuentra en una situación de incertidumbre y sin rumbo».[/su_note]

Ordenamiento territorial

«No es posible llevar a cabo una gestión exitosa de saneamiento de la cuenca sin una política de Ordenamiento Territorial (OT) centrada en los derechos colectivos de la población», coinciden las instituciones. Y en el texto, señalan: «Las principales fallas que presenta el actual modelo de gestión de la ACUMAR no sólo se deben a una limitación en sus capacidades institucionales, sino también a la falta de una perspectiva estratégica, que incorpore además un enfoque de derechos humanos. Una mirada que permita identificar y priorizar acciones capaces de modificar estructuralmente los procesos de desarrollo territorial de la cuenca, dotándolos de integralidad, equidad y sostenibilidad».

“La gestión de la Cuenca Matanza Riachuelo se encuentra en una situación de incertidumbre y sin rumbo. Todos los aspectos reseñados por el Cuerpo Colegiado muestran falencias estructurales a las cuales se suma un continuo escenario de inestabilidad en materia de conducción institucional”, subraya Andrés Nápoli de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

 

Represas de Santa Cruz: ONGs, en alerta ante el avance del proyecto

La Coalición Río Santa Cruz Sin Represas, integrada por organizaciones ambientalistas, reclamó al gobierno la suspensión de la construcción de las represas Kirchner-Cepernic sobre el Río Santa Cruz, luego de la aprobación de la factibilidad de las obras.

El gobierno nacional aprobó la factibilidad de las obras a través de una resolución conjunta de los ministerios de Energía y de Ambiente, publicada en el Boletín Oficial. Para tomar esta decisión, la administración de Mauricio Macri realizó una serie de estudios para evaluar el impacto ambiental del proyecto, requisito que había sido ordenado por la Corte Suprema de Justicia.

Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Aves Argentinas, Banco de Bosques, Flora y Fauna, Fundación Naturaleza para el Futuro (FuNaFu) y Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) alertaron sobre las inconsistencias técnicas del Estudio de Impacto Ambiental de las represas, así como falta de información y de estudios que avalen la luz verde al proyecto.

“Es evidente la falta de idoneidad en los técnico. Muchos trabajos de campo fueron realizados durante épocas inapropiadas del año como para tener un verdadero diagnóstico de riesgos. Por ejemplo, los trabajos de evaluación en el estuario, fueron realizados en momentos cuando toda la población del macá tobiano se encuentra aún nidificando en las lagunas del oeste de la provincia”, afirmó Hernán Casañas, Director Ejecutivo de Aves Argentinas.

Las ONGs también resaltaron que dicho estudio fue elaborado por Emprendimientos Energéticos Binacionales (EBISA), empresa de capital estatal. El Presidente de EBISA es el actual Subsecretario de Energía Hidroeléctrica, Jorge Hugo Marcolini, quien antes de asumir como funcionario público –diciembre de 2015-, se desempeñó como consultor privado promoviendo la construcción de las represas, entonces llamadas “Condor Cliff” y “La Barrancosa”.

Con el objetivo de generar conciencia, la coalición presentó el documental “Matar al Río: Represas a cualquier costo en Santa Cruz”. El documental suma nuevos actores al debate y no sólo cuestiona las represas hidroeléctricas sino que se pregunta sobre el modelo de desarrollo para la Argentina. Científicos, pobladores, referentes de la sociedad civil y funcionarios son protagonistas y voz de esta naturaleza amenazada.