Aumento notorio de la temperatura, más lluvias y fenómenos meteorológicos extremos, entre otros, son los efectos del cambio climático en Argentina proyectados por los expertos para las próximas décadas si no se toman medidas para revertirlo.

Cambio Climático IPCC 2014 Panel Legislatura Buenos Aires Argentina
Raúl Estrada Oyuela (Academia Argentina de Ciencias del Ambiente); diputado Pablo Bergel (Comisión Especial de Cambio Climático de la Legislatura) y los científicos argentinos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC): Vicente Barros, Gabriel Blanco e Inés Camilloni.

Reunidos por la Comisión Especial de Cambio Climático de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, destacados científicos argentinos que integran el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas compartieron las conclusiones más significativas del último informe internacional sobre la materia, con especial énfasis en las consecuencias para Argentina en general y la Ciudad de Buenos Aires en particular.

Vicente Barros, copresidente del Grupo de Trabajo II del IPCC, ponderó los avances científicos en torno a la comprensión del cambio climático global. “El primer resultado del informe es que hay mayor certeza de que el calentamiento del sistema climático es indudable y los cambios en los últimos 50 años no tienen antecedentes en los últimos milenios”, aseveró.

Barros señaló que los esfuerzos en Argentina deben estar orientados a la adaptación y que eso significa “actuar sobre la vulnerabilidad y la exposición, que es diferente en cada país”. Por ello, el científico subrayó que las respuestas al cambio climático “deben ser locales”.

En diálogo con Claves21, el Dr. Vicente Barros explicó que “Argentina tiene oportunidades” en la lucha contra el cambio climático. El científico dijo que nuestro país debe apostar a “reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero con los biocombustibles, la energía eólica y la forestación, que podría hacer que la Argentina tuviera emisiones negativas de dióxido de carbono, como ya tiene Uruguay”.

Escuchá el diálogo completo de Claves21 con Dr. Vicente Barros del IPCC:

Consecuencias del cambio climático en Argentina

La investigadora Inés Camilloni, integrante del Grupo de Trabajo I del IPCC, en tanto expresó que en los modelos climáticos a futuro estudiados “lo que se puede ver en Argentina es la tendencia al calentamiento y este calentamiento será algo mayor al Norte y menor en el Sur”.

“Los resultados de las simulaciones para nuestro país muestran un aumento promedio de la temperatura que va de 1 a 4 grados centígrados hacia el fin de este siglo, dependiendo de los niveles de concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera”, explicó la científica.

Este calentamiento producirá cambios en los regímenes de las lluvias, con “una tendencia al aumento de la ocurrencia de lluvias en la Cuenca del Plata y una restricción de las precipitaciones en Cuyo y la Patagonia”.

Para la zona de Buenos Aires, los cambios proyectados muestran que “a medida que se avanza en el siglo, la tendencia al calentamiento es cada vez mayor y mayor es la tendencia al aumento de la frecuencia de las lluvias”, aseguró Camilloni. En ese sentido, especificó que “en términos de porcentajes, estamos hablando de un 5 por ciento de aumento en la precipitación promedio en el año”.

La Dra. Camilloni resaltó que “para tomar medidas de adaptación es cada vez más importante poner el foco en los impactos del cambio climático en el nivel nivel regional”.

“Un desafío enorme, gigantesco”

El investigador Gabriel Blanco, coordinador del Grupo de Trabajo III del IPCC, explicó que “el incremento en el nivel de emisiones y la velocidad en que las emisiones aumentan crece cada día. Desde 1750 se emitieron unas 2000 gigatoneladas, pero la mitad se emitieron desde 1970 para acá”.

“Los avances tecnológicos que mejoraron la eficiencia productiva a nivel global no alcanzaron para contrarrestar los efectos del aumento del consumo de bienes y servicios y la extracción irreversible de los recursos naturales, que, aún cuando pudieran ser renovables, el ritmo al que se los explota los vuelve irrecuperables”, subrayó Blanco y consideró que “Argentina no puede mirar para otro lado” en el tema del cambio climático.

Para Blanco, “la aspiración de no superar los dos grados de calentamiento global es un escenario que supone un desafío enorme, gigantesco en términos de energías renovables, energía nuclear, captura y almacenamiento de carbono y otras”.

Dejar respuesta

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí