Organizaciones sociales y ambientales de Argentina se dieron cita en la Universidad de San Andrés para realizar un seminario abierto y revelar las primeras conclusiones del Informe de Fortalecimiento Institucional y Habilidades de Gestión, un relevamiento del que participaron 35 instituciones con el objetivo de conocer sus fortalezas y áreas en las que trabajar.organizaciones ambientales

11 dimensiones fueron evaluadas a través de un cuestionario, destacándose entre ellas misión, visión, procesos de planificación estratégica, nexos con otras organizaciones, planes de trabajo y destino de los fondos. Se realizaron también entrevistas y cuestionarios a informantes claves junto con una jornada de validación de la información recolectada.

Mariana Lomé, directora del Programa de Desarrollo de Organizaciones Sociales Ambientales, presentó los resultados junto a su equipo de trabajo. El seminario también contó con las disertaciones de Miguel Pellerano, vicepresidente de UICN Internacional, Florencia Almansi, directora ejecutiva de IIED-AL, Diego Moreno, director general de Fundación Vida Silvestre Argentina y Manuel Marengo, director general de DondeReciclo.org.

Una agenda común entre las organizaciones ambientales

Más de la mitad de las organizaciones afirmaron cumplir con su misión en un grado moderado o alto, aseguraron realizar estudios de investigación y coincidieron en la importancia de trabajar en red. Los desafíos aparecieron en la sustentabilidad económica, crecimiento y desarrollo, articulación con los sectores públicos y privados y generación de impacto en la sociedad.

“Los resultados no llegaran de manera espontánea. Serán el resultado de procesos continuos y sostenidos de fortalecimiento”, sostuvo Damián Indij, integrante del Centro de Innovación Social de la universidad. “En Argentina todavía no se ha llegado a conformar una red de trabajo en el ámbito ambiental. Todavía no hay un espacio para compartir una agenda en común”, agregó.

Las organizaciones relevadas destacaron oportunidades a futuro en relación a la concientización de la sociedad sobre temas ambientales, lograr un mayor espacio en las agendas públicas y llevar a las empresas a adoptar una gestión de sustentabilidad y responsabilidad ambiental.

“Es necesario repensar las funciones que le corresponden al Estado y a las organizaciones ambientales, las cuales tienen que buscar nuevas fuentes de financiamiento. Se le tiene miedo al sector privado porque pensamos que puede afectar nuestra imagen pero hay que incorporarlo. La comunicación es también una de las claves pero se da sólo el mensaje de la catástrofe y eso hay que cambiarlo”, afirmó Miguel Pellerano, uno de los disertantes de la jornada.

Foto: Gentileza Universidad de San Andrés

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí