Para fines de 2017 se prevé que las emisiones mundiales de dióxido de carbono procedentes de los combustibles fósiles y la industria aumentarán aproximadamente un 2% en comparación con el año anterior, con un rango de incertidumbre entre el 0.8% y el 3%. Los últimos tres años, las emisiones habían permanecido relativamente estables.

Presupuesto Global de Carbono 2017: una mala noticia sobre cambio climático.
Foto: Future Earth.

Esa es la conclusión del Presupuesto Global de Carbono 2017, que fue publicado el 13 de noviembre por el Proyecto Global del Carbono (GCP por sus siglas en inglés) en las revistas Nature Climate Change, Environmental Research Letters y Earth System Science Data Discussions.

El anuncio se produce mientras los Estados se reúnen en Bonn, Alemania, para las negociaciones climáticas anuales de las Naciones Unidas (COP23).

La profesora Corinne Le Quéré, investigadora principal y directora del Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático en la Universidad de East Anglia, dijo: “Las emisiones mundiales de dióxido de carbono parecen estar aumentando una vez más después de un período estable de tres años. Esto es muy decepcionante.”

“Con las emisiones mundiales de CO2 de todas las actividades humanas estimadas en 41 mil millones de toneladas para 2017, el tiempo se está agotando en nuestra capacidad de mantener el calentamiento muy por debajo de 2 ºC y mucho menos de 1.5 ºC.”, tal y como estipula el Acuerdo de París, alcanzado en la COP21, en 2015.

“Este año hemos visto cómo el cambio climático puede amplificar el impacto de los huracanes con lluvias más fuertes, niveles de mar más al condiciones oceánicas más cálidas que favorecen tormentas más poderosas. Esta es una ventana hacia el futuro. Necesitamos alcanzar un pico en las emisiones globales en los próximos años y reducir las emisiones rápidamente después para enfrentar el cambio climático y limitar sus impactos.”

Las emisiones de China representan el 28% de las emisiones globales. El coautor del Presupuesto, Glen Peters, director de investigación de CICERO en Oslo, quien dirigió uno de los estudios, dijo: “El retorno al crecimiento de las emisiones globales en 2017 se debe principalmente a un retorno al crecimiento de las emisiones chinas, que están proyectadas a aumentar en 3.5 % en 2017 después de dos años con emisiones decrecientes. El uso de carbón, la principal fuente de combustible en China, puede aumentar en un 3% debido al mayor crecimiento de la producción industrial y la menor generación de energía hidroeléctrica debido a menores precipitaciones.”

“Varios factores apuntan a un aumento continuo en 2018”, dijo Robert Jackson, coautor del informe, copresidente del GCP y profesor de ciencias del sistema terrestre en la Universidad de Stanford. “Esa es una preocupación real.” “La economía global está mejorando lentamente. A medida que aumenta el PBI, producimos más bienes, que, por naturaleza, producen más emisiones “.

Sin embargo, el equipo dijo que a pesar del crecimiento en 2017, es demasiado pronto para decir si se trata de un evento único en el camino hacia un pico global de emisiones, o el comienzo de un nuevo período con presión al alza sobre el crecimiento global de las emisiones.

A largo plazo, es poco probable que las emisiones vuelvan a las altas tasas de crecimiento persistentes observadas durante la década de 2000 de más del 3% anual. Es más probable que las emisiones se estabilicen o tengan un ligero crecimiento positivo, en general acorde con los compromisos de emisiones nacionales presentados al Acuerdo de París.

Las 9 claves del presupuesto de carbono 2017:

• Las emisiones globales de dióxido de carbono de todas las actividades humanas (combustibles fósiles, industria y cambio en el uso del suelo) alcanzarán alrededor de 41 mil millones de toneladas de dióxido de carbono en 2017.

• Las emisiones mundiales de dióxido de carbono de los combustibles fósiles y la industria alcanzarán alrededor de 37 mil millones de toneladas de dióxido de carbono en 2017.

• En 2017, se proyecta que las emisiones de dióxido de carbono de los combustibles fósiles y la industria crecerán un 2% (0.8% a 3%). Esto luego de tres años de casi ningún crecimiento (2014-2016) (el PBI aumentará un 3.6%, según las cifras del Fondo Monetario Internacional).

• Se prevé que las emisiones de China aumentarán un 3.5% (+0.7 a + 5.4%) en 2017 (el PBI aumentará aproximadamente un 6.8%).

• Se prevé que las emisiones de EE. UU. disminuyan 0.4% (-2.7% a + 1.9%) en 2017, más bajo que el descenso de 1.2% anual promediado con respecto a la década anterior, con un inesperado aumento en el consumo de carbón (el PBI aumentó alrededor de 2.2% en 2017).

• Las proyecciones indican que las emisiones de India crecerán un 2% (+ 0.2% a + 3.8%) en 2017, en comparación con el 6% anual promediado en la década anterior, debido a importantes intervenciones gubernamentales en la economía (el PBI aumentó 6.7%).

• Se espera que las emisiones europeas disminuyan provisionalmente en un 0.2% (-2% a + 1.6%) en 2017, cifra inferior a la disminución del 2.2% anual promediada con respecto a la década anterior (el PBI aumentó alrededor de 2.3%).

• Se espera que las emisiones de los países restantes, que representan alrededor del 40% del total mundial, aumenten alrededor de 2.3% (+ 0.5% a + 4%) en 2017.

• La energía renovable ha aumentado rápidamente a 14% por año en los últimos cinco años, aunque desde una base baja.

El Presupuesto Global de Carbono es producido por 76 científicos de 57 instituciones de investigación en 15 países que trabajan bajo el paraguas del Proyecto Global de Carbono. El presupuesto, ahora en su 12avo año, proporciona una mirada profunda a la cantidad de combustibles fósiles que las naciones de todo el mundo queman y dónde acaban.

El GCP está patrocinado por Future Earth y el Programa Mundial de Investigación del Clima.

La directora ejecutiva de Future Earth, Amy Luers, dijo: “Las noticias del presupuesto de carbono de este año son un paso hacia atrás para la humanidad.

“Debemos revertir esta tendencia y comenzar a acelerar hacia un mundo seguro y próspero para todos. Esto significa priorizar el acceso a energía limpia y confiable a cientos de millones de personas en todo el mundo sin acceso a lo que muchos de nosotros damos por sentado todos los días: la electricidad. Afortunadamente, ahora no solo es posible, sino que en la mayoría de los casos hace simplemente sentido financiero, satisfacer estas necesidades de electricidad con fuentes de energía renovables”.

Las emisiones de dióxido de carbono bajaron en 22 países

También hubo algunas buenas noticias en el informe: en la última década (2007-2016) las emisiones en 22 países (que representan el 20% de las emisiones mundiales) disminuyeron, incluso a medida que sus economías crecieron. Las tecnologías como la energía eólica y solar se han expandido en todo el mundo en aproximadamente un 14% anual en los últimos años, según el informe.

Jackson dijo que es “cautelosamente optimista” de que la transición de la quema de combustibles fósiles a energías renovables continuará en los Estados Unidos, incluso cuando la administración Trump revierte las políticas destinadas para abordar las emisiones de gases de efecto invernadero de la nación.

“El gobierno federal puede desacelerar el desarrollo de las energías renovables y las tecnologías bajas en carbono, pero no puede detenerlo,” dijo Jackson. “Esa transición está siendo impulsada por el bajo costo de la nueva infraestructura renovable, y está siendo impulsada por las nuevas preferencias del consumidor.”

Sin embargo, en 101 países (que representan el 50% de las emisiones mundiales) las emisiones aumentaron en presencia del crecimiento del PBI.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí