Más de 8.000 representantes de diferentes ONGs de todo el mundo votaron la moción presentada por la delegación argentina en el Congreso Mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en contra de la construcción de las represas de Santa Cruz Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.

De esta manera, según el texto oficial, se “exhorta a Argentina a que suspenda toda actividad relacionada con el proyecto de las represas sobre el río Santa Cruz hasta que se lleve a cabo el debido proceso de evaluación de impacto ambiental (EIA) y evaluación ambiental estratégica (EAE) conforme a la legislación vigente, con plena y efectiva participación de todos los actores interesados y organismos competentes”.

Esta declaración de la UICN -la organización ambiental más antigua y grande del mundo que cuenta con 1350 miembros entre los que se encuentran Estados, organismos internacionales, académicas, ONG y pueblos indígenas- se da en el marco del mismo congreso en que el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, anunció públicamente que el Estado argentino volverá a ser miembro de ese organismo internacional.

Las represas Kirchner y Cepernic serán una de las obras energéticas más importantes de los últimos años en Argentina y ayudarán a reducir la cantidad de energía importada. Pero, de acuerdo a expertos y grupos ambientalistas, podrían afectar la biodiversidad del área y a tres glaciares de la Patagonia, Upsala, Spegazzini y Perito Moreno, declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO.

El emprendimiento costará US$ 4,7 millones, durará cinco años y será financiado completamente por bancos chinos, pagando el préstamo con parte de la energía generada. La iniciativa fue anunciada por la ex presidenta Cristina Kirchner y fue luego puesta en revisión por Macri, quien finalmente confirmó el proyecto y lo relanzará en los próximos días.

Foto Flickr CC BY-NC-ND 2.0 por Luis Alveart

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí