La oferta gastronómica de Buenos Aires se amplía con la tendencia de los restaurantes orgánicos y vegetarianos. 

Los tradicionales restaurantes vegetarianos ya pa1saron de moda y hoy en Buenos Aires se impone la tendencia de los naturales. Una palabra con un concepto muy amplio que engloba comidas verdes, naturales y orgánicas donde lo que importa es el cuidado de los productos. Cocciones simples, origen orgánico, sustentabilidad, comercio justo y responsabilidad social se combinan en locales con una gran variedad de platos.

Cada lugar tiene su filosofía propia. Algunos se acercan a la religión hindú, otros a la sufi, al movimiento slow food, a la cocina raw o a la que respeta los ciclos naturales de la tierra. En todos, la vuelta a lo casero y lo básico es el lugar común. La lista de lugares para visitar crece diariamente y las opciones alcanzan todos los gustos y bolsillos.

Marisa Ledesma y Claudia Carrara son las dueños de Bio, uno de los primeros restaurantes de cocina orgánica y vegetariana de Buenos Aires. Ambas son consumidoras de este tipo de alimentación y decidieron compartir con otros sus conocimientos sobre ella. “Apuntamos a la alimentación sana, cuidamos mucho el proceso de los alimentos”, afirma Ledesma.

La carta ofrece una amplia variedad de opciones. Trabajan con los materiales disponibles de acuerdo a la estación, no utilizan cocciones prolongadas y cada plato es elaborado a la vista de los comensales. Los productos con los que cocinan los obtienen de huertas orgánicas de la Ciudad.

“Queremos que sea algo rico con buena calidad nutricional. Buscamos que los platos estén balanceados. Tenemos ciertas líneas de cocina que seguimos con algunos conceptos de la macrobiótica y la de la comida cruda. Tomamos de todas lo que nos parece que está bueno y con ello armamos la carta”, sostiene Ledesma.

Bio cuenta también con un servicio de almacén de productos orgánicos como semillas, aceites, yerbas, pastas secas, galletas, dulces, conservas, miel y vinos. También tiene un servicio de delivery, realiza caterings y ofrece cursos para los más inquietos.

Mauro Massimino trabajó durante 15 años en la gastronomía convencional. Tantos años cocinando hicieron que se cansara de ver los mismos platos que además no coincidían con su alimentación. Es por ello que decidió realizar un cambio y creó Buenos Aires Verde, uno de los restaurantes ecológicos más concurridos de Buenos Aires.

“Las personas se interesan por este modo de vida y ven rapidamente un cambio en su cuerpo. Vienen a comer y se sienten mucho más livianos. El sabor de los productos cambia radicalmente. No es lo mismo probar una verdura orgánica que una de cualquier otro lugar”, opina Massimino.

Entre los platos destacados, aparecen una variedad de pastas y cereales, muchos tipos de licuados y ensaladas y salteados. Además, la parte más novedosa del servicio de Buenos Aires Verde tiene que ver con un tipo de comida exclusiva denominada Live Food. “Trabajamos con un horno deshidratador que cocina por debajo de los 40 grados. Así, no se pierden los nutrientes y las enzimas de los alimentos”, sostiene Massimino.

Jugos y una alimentación natural

Juan Pablo Dulanto es colombiano y cinco años atrás estaba de visita en Argentina cuando se dio cuenta que dentro de la oferta de alimentación orgánica de Buenos Aires no había un local que ofreciera además de comidas naturales una carta variada de jugos con frutas y verduras frescas. Fue así que nació Pura Vida, un fast food natural y orgánico.

El local ofrece más de 40 jugos y smoothies que van bien con cualquier comida del día. Hay opciones para todos los gustos que incluyen mezclas de frutas y verduras con lácteos, miel y granola. Además se les pueden agregar wheatgrass, un extracto con vitaminas, macca, una raíz andina y goji, una fruta de los himalayas, entre otros.

“El público ha ido cambiando con el tiempo. Cuando arrancamos venían sólo turistas pero hoy trabajamos principalmente con jóvenes y adultos de más de 30 años. Difundimos un estilo de vida sano y utilizamos solamente productos frescos”, sostiene Dulanto

Dejar respuesta

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí