Juan José Mussi, secretario de Ambiente de la Nación y titular de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), aseguró que ya se realizó “el 50 por ciento” de las tareas de saneamiento y responsabilizó al Ejecutivo porteño por demoras en la ejecución de obras. En esta nota, el funcionario repasa lo actuado por el organismo a su cargo.

Juan José Mussi - ACUMAR (Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo)
Juan José Mussi, presidente de ACUMAR

Limpieza del agua y reconversión de industrias

“En cuanto a la situación de contaminación del Riachuelo, estamos en un 50 por ciento del trabajo ya realizado, con 2500 personas ocupadas en la limpieza de las aguas. Además, un promedio mensual de 40 industrias se están reconvirtiendo. A este ritmo, el año que viene tiene que estar prácticamente terminado el trabajo con las 500 industrias que quedan aún sin reconvertirse”, aseguró el secretario de Ambiente.

En declaraciones a Claves21 y otros medios ambientales participantes del seminario “De Cara al Riachuelo”, Juan José Mussi se mostró confiado en que en los primeros días de septiembre comenzarán los trabajos de construcción de un conducto sobre el margen izquierdo que “va a recibir todo, ya no va a caer nada más al Riachuelo en la cuenca baja, que es la más contaminada”. Se trata de “un caño enorme, de 4,80m de diámetro, que irá por el margen izquierdo del Riachuelo, captará todo y lo llevará para su tratamiento a la planta Dock Sud, que ya está licitada”, dijo.

Mejoras de las condiciones sanitarias y de vivienda

“Se despejó el ‘Camino de Sirga’ en un 80 por ciento y en materia cloacal los trabajos están en un 60 por ciento realizados: hay 1.200.000 ciudadanos que vivían a la vera del Riachuelo que no tenían cloacas y ahora las tienen, detalló. El funcionario mencionó, también, la puesta en marcha de 14 unidades sanitarias fijas y otras 14 unidades móviles y 14 ecopuntos, que son lugares a donde llevar residuos para su tratamiento.

El Riachuelo, el Gobierno de la Ciudad y la Villa 21-24

Acerca de la erradicación de viviendas precarias construidas en los márgenes del Riachuelo, el titular de ACUMAR expresó que “ya se trasladaron los asentamientos de Avellaneda, Lomas de Zamora y La Matanza y 3 o 4 pequeños conglomerados de la Ciudad de Buenos Aires, pero al Ejecutivo porteño le queda el desafío más grande, que es mudar a los habitantes de la Villa 21-24, algo fundamental”, consideró.

Según Mussi, el Gobierno de la Ciudad pidió “treguas” en la Justicia que demoran las obras en territorio porteño. “Nosotros creemos que las treguas se están terminando y ellos tienen que mudar a la Villa 21-24”. Además, precisó que “la Ciudad tenía que poner 160 millones de pesos, pero sólo puso 25. Ahora estamos esperando que la Justicia se pronuncie al respecto”, manifestó.

Población con metales pesados en sangre

Sobre recientes informes que dan cuenta de la detección de metales y contaminantes orgánicos en parte de la población que vive próxima al Riachuelo, en especial en niños, el presidente ejecutivo de ACUMAR, Oscar Deina, afirmó que “se hicieron estudios junto con la Universidad Nacional de la Matanza y a todas las personas a las que se les detectaron parámetros biológicos alterados, se las derivó a un nosocomio para recibir tratamiento y estamos estudiando los lugares para ver cuál es la fuente de la contaminación”.

 

Nota relacionada: Riachuelo: a 5 años del fallo de la Corte Suprema

Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí