Melanie Haupt y Felix Schmidt, reconocidos expertos de Suiza en residuos sólidos, dialogaron con Claves21 en su paso por Argentina para compartir las claves del éxito del país europeo en el manejo de la basura y dar su mirada sobre Argentina y los pasos a seguir para lograr un manejo eficiente de los residuos.

Melanie Haupt es ingeniera ambiental y tiene un doctorado en curso en la universidad ETH Zurich y Felix Schmidt es ingeniero agrícola y es el presidente de CSD Ingenería y profesor en el Instituto Federal Suizo de Tecnología de Lausana. Ambos recorrieron varias ciudades argentinas en el marco del programa ECOSUIZA de la Embajada de Suiza en Argentina.

-¿Qué impresión se llevan de Argentina en términos de residuos después de haber pasado por varias ciudades del país?
-Melanie Haupt. Me sorprendió que haya contenedores bajo tierra en Buenos Aires. Es una ciudad limpia comparada con otras de América Latina. Viajando por la ruta vimos mucha basura en los costados.
-Felix Schmidt. Noté la costumbre de los argentinos de poner la basura en el suelo para que la recojan y por eso los contenedores son importantes. Las ciudades más eficientes en general los tienen ya que afectan positivamente la recolección. Se puede mejorar la calidad de vida de las personas significativamente trabajando con los residuos.

-Buenos Aires es cuestionada por tener uno de los contratos de basura más caros del país. ¿Trabajar con la basura tiene que ser necesariamente algo costoso?
-F.S. Se puede reducir mucho el costo de un sistema de basura si se toman decisiones estratégicas y se invierte correctamente. Reducir el dinero de la recolección deja la oportunidad de usarlo para darle un mejor tratamiento a la basura. Los costos se pueden bajar de manera sustancial pero hace falta un análisis claro de la situación y tener la voluntad de cambio.
-M.H. Suiza tiene la regla de quien produce paga por la cual tenemos que pagar para dejar en el contenedor los residuos sólidos. Los reciclables se pagan con anticipación a través de un impuesto al comprar ciertos productos como pilas, vidrio, PET y latas. Hacer que la persona pague directamente por el servicio de recolección es la clave para la eficiencia en el manejo de la basura. El que produce residuos tiene que pagar por ellos.

-Para lograr esa eficiencia hace falta también trabajar en la concientización de los ciudadanos. ¿Qué camino siguieron en Suiza y cuáles son sus recomendaciones?
-M.H. Argentina y Suiza están en diferentes escalas. Tenemos un sistema bien desarrollado después de varios años de trabajo. Reciclamos, hacemos la separación en casa y pagamos por los residuos que producimos. La conciencia ya está instalada. Pero seguimos trabajando sobre los niños en las escuelas y personas que todavía no se involucran. Existen controles fuertes y la policía verifica que no se tiren residuos sólidos donde deben ir los reciclables para no pagar.
-F.S. Tenemos un sistema de puntos verdes en muchas ciudades y allí los empleados controlan y tienen un rol educativo importante. Hace 20 años empezamos a reciclar más intensamente y en un primer momento la gente pensaba que era algo que sólo los alemanes podían hacer. Sin embargo, cuando se empezó a ofrecer el servicio la gente empezó a reciclar rápidamente. Existe un gran interés por hacer algo por el medio ambiente.

“Se puede reducir mucho el costo de un sistema de basura si se toman decisiones estratégicas y se invierte correctamente”

-¿Qué rol deben tener las empresas en relación a la basura?
-F.S. Existen en Suiza lugares contaminados que fueron rellenos de productos industriales en la década de 1960 y ahora los estamos limpiando y cuesta mucho dinero. Se paga tanto que las empresas no quieren tener esos problemas en el futuro y reducen su volumen de desecho. Tenemos ordenanzas que establecen que tipo de residuos pueden ingresar al relleno sanitario y las industrias no pueden tirar lo que quieren.
-M.H. Reducir los desechos que genera la industria es fundamental. El hecho de que tengan que pagar mucho para eliminar los residuos es un incentivo para que no los generen. Algunas empresas incluso han creado mecanismos en la misma fábrica para eliminar los desechos.

-El reciclaje en varias ciudades argentinas se hace en gran parte por los cartoneros, los cuales en mayor o menor medida están integrados al sistema. ¿Cuál es su recomendación ante ese escenario?
-M.H. Todos los actores tienen que participar en un sistema de recolección de basura, incluyendo a los cartoneros, las empresas y los ciudadanos.
-F.S. La mejor recuperación se hace en la fuente y por eso cuanto más adelante se haga el reciclaje mejor. En muchas ciudades trataron de mejorar el trabajo de los cartoneros organizándolos en asociaciones, incluso se les puede hacer contratos para dividirlos por zonas de la ciudad. Se tiene que exigir que trabajen con protección y guantes y establecer una jornada laboral y ciertas condiciones de trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí