El primer parque nacional impulsado por la gente

En los primeros minutos del jueves 23 de octubre se sancionó la ley de creación del Parque Nacional El Impenetrable, en la provincia de Chaco. De esa manera, alrededor de 130.000 hectáreas del Gran Chaco Sudamericano se constituyeron en el espacio protegido más grande del norte argentino y se da lugar a la preservación del refugio de una importante diversidad de flora y fauna.

El Impenetrable Chaco Parque Nacional 2014

Foto de El Impenetrable, Chaco. Autor: Christian Ostrosky. Licencia: CC BY NC ND. https://www.flickr.com/photos/ostrosky/

 Un proceso inédito

En diálogo con Claves21, Emiliano Ezcurra, director del Banco de Bosques, expresó su enorme satisfacción con la creación del Parque Nacional El Impenetrable y destacó que se trató de “algo inédito” por la importante participación de las organizaciones de la Sociedad Civil en el proceso que derivó en la sanción de la flamante ley.

“La verdad es que las organizaciones de la sociedad civil han sido un componente fundamental en este proceso, en complementación con el Estado. Los parques nacionales son una expresión muy fuerte de lo que somos como país. Son los lugares donde estamos resguardando lo mejor, lo más bello de nuestros recursos naturales. Y que la sociedad civil pueda participar de algo tan sublime es algo inédito y una experiencia que debería repetirse”, manifestó Ezcurra.

En el mismo sentido, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), resaltó en un comunicado que “este logro demuestra que el involucramiento de la sociedad civil a través del accionar mancomunado de una gran cantidad de organizaciones y ciudadanos puede generar un cambio y resultados positivos”.

La Fidelidad – El Impenetrable: su flora, su fauna

El Parque Nacional El Impenetrable se ubica en el territorio de una estancia en desuso llamada La Fidelidad en Chaco. Entre su gran biodiversidad pueden mencionarse mamíferos como el yaguareté, el tapir, el chancho quimilero, el aguará guazú, el pecarí labiado, el conejo de los palos, entre muchos otros. Entre las aves que hacen de El Impenetrable su nido, se destacan el águila coronada, el yabirú, el loro hablador, el carpintero negro y la charata. También hay una flora inigualable, con quebracho santiagueño, quebracho blanco, algarrobo y una gran superficie de bosque de palo santo.

Ubicación del Parque Nacional El Impenetrable – Estancia La Fidelidad. Chaco:

Un territorio acechado

Según le relató Ezcurra a Claves21, hay dos grandes amenazas en el Parque Nacional El Impenetrable: la presencia de cazadores y el robo de madera a partir de la tala ilegal. “Pero con voluntad política, infraestructura y personal se puede hacer un gran trabajo”, aseguró.

Los próximos pasos

Emiliano Ezcurra adelantó que ahora “se requiere un trabajo muy duro en el terreno para la implementación del parque: se viene la toma de posesión y ayudar a la Administración de Parques Nacionales a poder hacer las cosas de la manera más efectiva posible”. Además, el director de Banco de Bosques puntualizó que intentan “convencer a la provincia de Formosa de que esto es algo bueno y que no debe quedar afuera de este proceso”. “Necesitamos incorporar las 100.000 hectáreas que hay en Formosa; eso quiere decir que el trabajo no se acabó para nada”, sintetizó.

La inauguración del Parque Nacional el Impenetrable

El próximo jueves 6 de noviembre, en coincidencia con el Día de los Parques Nacionales Argentinos, se inaugurará oficialmente el nuevo Parque Nacional El Impenetrable con una gran celebración en la localidad chaqueña de Miraflores.

 

Fuentes consultadas:

Emiliano Ezcurra, director ejecutivo de la Fundación Banco de Bosques. Teléfono: 11-5149-6600, sitio web: www.bancodebosques.org

Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN): sitio web: www.farn.org.ar

Urgente llamado a la protección del Océano Antártico

Con motivo de la reunión mundial anual de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), que nuclea a científicos y encargados de políticas relativas a la Antártida, la Alianza del Océano Antártico hizo un llamado urgente al establecimiento de dos íreas Marinas Protegidas (AMP) para la protección del Mar de Ross y la Antártida oriental en el Océano Antártico.

Océano Antártico

Foto del Océano Antártico: Salta Conmigo. Licencia: Creative Commons CC NC SA https://www.flickr.com/photos/124734570@N06/

El Océano Antártico, también llamado Océano Austral, es el hogar de más de 10 000 especies únicas que incluyen la mayoría de los pingí¼inos, ballenas, aves marinas, calamares colosales y el bacalao antártico.

«Durante las últimas tres reuniones de la CCRVMA, hemos esperado acciones en materia de protección marina en aguas de la Antártida, una protección que la CCRVMA se comprometió a poner en marcha para el año 2012. En cambio, hemos visto tres años de inacción», dijo Mark Epstein, director ejecutivo de la Coalición del Océano Antártico y Austral. «Mientras que esta reunión ofrece una oportunidad para que los líderes mundiales estén a la altura de sus compromisos ya caducados, ahora es el momento para la acción en materia de protección marina».

La Alianza del Océano Antártico está ofreciendo a los 33 delegados de la CCRVMA un informe reciente que destaca una pequeña muestra de las miles de especies resistentes que llaman hogar al prístino Océano Antártico. El nuevo informe, «33 Especies que amamos y debemos proteger», sirve como un recordatorio simbólico de que, con el fin de continuar la investigación y el descubrimiento de la Antártida y proteger muchas especies vulnerables y únicas, debe haber un compromiso con la conservación a través de una mayor protección.

«La Antártida es uno de los últimos páramos vírgenes del mundo y es crítica para la investigación científica, tanto para el estudio de la función de los ecosistemas marinos intactos como para el control de los impactos del cambio climático», dijo Bob Zuur, gerente de programa de la Antártida de la WWF. «Una red de áreas protegidas marinas y permanentes a gran escala en el Mar de Ross y la Antártida oriental crearía un espíritu de cooperación política en el Tratado Antártico y crearía un legado duradero para las generaciones futuras».

«Las AMP y las reservas marinas totalmente protegidas son la herramienta más poderosa que la CCRVMA tiene para cumplir con su mandato y proteger la asombrosa variedad de vida marina de la Antártida, así como permitir que el ecosistema del Océano Austral resista mejor los impactos del cambio climático y la acidificación de los océanos», añadió Richard Page, miembro de la Campaña de Océanos de Greenpeace.

La Comisión, el cuerpo basado en el consenso formado por 24 países y la Unión Europea, tendrá otra oportunidad de crear dos grandes áreas marinas protegidas en el Océano Austral, cuando una vez más se reúnan en Hobart, Tasmania, durante octubre. Las propuestas a debatir establecerían reservas en las aguas del Mar de Ross y la Antártida oriental, y si así se acuerda, crearía algunas de las zonas marinas protegidas más grandes del mundo.

Los socios de la Alianza del Océano Antártico asistirán a la reunión de la CCRVMA en Hobart, trabajando para asegurar que los delegados den un paso adelante en el desafío y designen las propuestas de conservación para el Mar de Ross y el este de la Antártida.

Infografía: la imagen muestra cómo fueron reduciéndose los kilómetros cuadrados de protección propuestos para el Océano Antártico entre 2010 y 2014. Debajo de todo, la propuesta de la Alianza del Océano Antártico.

Infografía: propuestas de creación de íreas Marinas Protegidas en el Océano Antártico

 

Qué es la Alianza del Océano Antártico

La Alianza del Océano Antártico es una coalición de individuos de alto perfil y unos 30 grupos ambientales líderes. Estos incluyen The Pew Charitable Trusts, Greenpeace, WWF, Humane Society International, la Coalición Antártica y del Océano Austral (ASOC), la Blue Marine Foundation (Reino Unido), Mission Blue (EE. UU.), 5 Oceans (EE. UU.), Deep Wave (Alemania) , Whale and Dolphin Conservation (Alemania), The Last Ocean, la Federación Coreana para el Movimiento Ambiental (KFEM), Greenovation Hub (China), Forest & Bird (NZ), ECO (NZ), Amigos de la Tierra, Japón y socios del Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC), Oceana, el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) y Ocean Planet (Australia).

 

Más información:

Mona Samari, AOA en Londres: mona@antarcticocean.org

www.antarcticocean.org
Facebook: https://www.facebook.com/pages/Antarctic-Ocean-Alliance
Twitter: @Antarcticocean

La sustentabilidad y el empoderamiento ciudadano

Alfredo Sfeir YounisSi uno pudiese simplificar al máximo las bases del desarrollo, se podría decir que éstas deberían considerar al menos tres pilares: la oportunidad, la seguridad y el empoderamiento. Esto lo aprendí de mis experiencias en desarrollo económico y social a nivel internacional y de los resultados del análisis profundo a las prioridades de quienes viven en la pobreza; sintetizadas en el documento “Las Voces de La Gente Pobre” del Banco Mundial. La existencia de estas tres dimensiones fue reforzada por varias evaluaciones ex-post de proyectos de desarrollo terminados que, en 1987, la experiencia se convirtió en un reporte sobre la sustentabilidad del desarrollo e inversiones públicas.

Hoy vemos claramente que el liderazgo involucrado en la implementación diaria de la economía neoliberal le da un énfasis exagerado, y exclusivo, al tema de creación de oportunidades a través de la producción y competitividad económica, el comercio nacional e internacional, el empleo (como resultado), la generación de ingresos, los salarios y beneficios, el consumo, el emprendimiento, etc.

Desde el punto de vista del bienestar social, a veces pareciese que todo lo que interesa como gestión económica y social está resumido en la noción del Producto Interno Bruto (PIB). Una dimensión más bien material de nuestro bienestar. Si bien la creación de oportunidades y el aumento del bienestar material son importantes a considerar, no lo es todo. De qué sirve la creación de estas oportunidades si no hay seguridad y/o empoderamiento? Más aún ¿cuáles son las oportunidades que realmente aumentan la seguridad y enriquecen el empoderamiento (como es el caso del “trabajo decente”)?

No hay duda que el tema de la seguridad ha recobrado una atención especial en Chile y los demás países de América Latina, particularmente como resultado de ese deterioro que hemos visto en los últimos años en nuestras familias (violencia intrafamiliar) y barrios (crímenes, asaltos, asesinatos), y como una respuesta a la incapacidad que los gobiernos tienen de lidiar con las distintas formas de violencia, más allá de la violencia física.

Estas son el resultado de la inequidad económica, de la injusticia social, del comercio y de la adicción a las drogas, del débil y complejo aparato judicial, de la falta de amor y compasión por los necesitados, de la mala inversión en los barrios vulnerables, del desencuentro de la juventud con su entorno nacional y local, y de muchos otros factores psicosociales, culturales, ecológicos, y humanos.

En dicho contexto, el tema del empoderamiento recobra una importancia capital. El empoderamiento es un término que reúne las nociones de: talento, dignidad, acceso, poder, autoestima, capacidad, procesos, confianza, protagonismo, acción, visión, etc., las cuales nos permiten a cada uno como individuo, o a nosotros como colectivo, gestar, participar y modificar las decisiones que nos afectan diariamente.

Hoy vemos que mientras el factor oportunidades es una variable integral en las decisiones públicas y privadas, la seguridad y el empoderamiento, o están sólo implícitamente consideradas (nadie sabe cómo, por qué, o quién), o simplemente son dejadas de lado, como si ninguna de ellas pudiese afectar el resultado de las metas económicas y sociales propuestas para la nación. Nada más alejado de la realidad.

Más aun, este enfoque sesgado hacia la creación de oportunidades solamente intensifica “los males” del sistema económico neoliberal, como son la concentración de la riqueza, la inequidad, la inestabilidad, la destrucción ecológica y medioambiental, la desconsideración del mediano y largo plazo, las capacidades de lidiar con los efectos negativos externos del crecimiento y desarrollo, etc.

Muchos piensan que es hasta peligroso empoderar a la ciudadanía. Falacia que debemos eliminar de inmediato. Soy de aquellos que piensa totalmente lo contrario: mientras más seguridad y empoderamiento se establecen en nuestra sociedad (ej. cantidad y calidad) más serán las oportunidades creadas (ej. cantidad y calidad, nuevamente) para la ciudadanía.

Las experiencias de desarrollo demuestran lo contrario: mayor seguridad y fuerte empoderamiento significa menores costos para el desarrollo y mayor capacidad para alcanzar armónica y coherentemente las metas del bienestar material y espiritual. En la práctica, los déficits de seguridad y de empoderamiento son los que encarecen el desarrollo y crean los resultados desafortunados. Dentro de este contexto, es importante notar que tanto la seguridad como el empoderamiento poseen dimensiones materiales como espirituales, individuales como colectivas, externas como internas, y nacionales como internacionales.

Una dimensión material del empoderamiento se relaciona con las inversiones que un gobierno debe hacer para que la gente pueda votar en una elección, y de forma gratuita. Esto requiere por ejemplo de dinero e infraestructura en todo el país (transporte gratis durante las horas de votación).

Una dimensión individual del empoderamiento es aquella que viene del respeto a nuestra propiedad individual: tener derecho a nuestra vivienda. Una dimensión colectiva del empoderamiento es la necesidad de sindicatos y organizaciones de trabajadores, obreros, pescadores, campesinos, etc., que tengan el poder, la libertad, las capacidades y los talentos para ejercitar negociaciones colectivas.

Una dimensión externa es aquella que está directamente ligada a otros actores sociales y sus comportamientos: al poder de la globalización y corporaciones multinacionales (Monsanto), y a la estructura de poder vigentes.

La dimensión interna tiene que ver con el empoderamiento personal, de uno mismo: una identidad fortalecida y un sentido de pertenencia real a la sociedad en que se vive.

Finalmente, es evidente que existe un empoderamiento tanto a nivel nacional como internacional (ej., acuerdos, convenciones, tratados, regulaciones). Una expresión de este último es el concepto y la práctica del llamado Derecho al Desarrollo.

En mi campaña presidencial de 2013 hice un esfuerzo grande para ilustrar la íntima relación que existe entre la sustentabilidad del desarrollo basada en la naturaleza de nuestro capital natural –ej., recursos naturales, medioambiente (productos/servicios), y ecología—y el empoderamiento de la ciudadanía. Principio que denominé: “La Sustentabilidad del Desarrollo Con Una Ciudadanía Empoderada”.

Es decir, La sustentabilidad como un camino único en relación a nuestro capital humano y capital natural, junto a otras formas de capital, y el empoderamiento de una ciudadanía, como fuese referido anteriormente.

Nuestra economía y competitividad está basada casi totalmente en nuestros recursos humanos y naturales. Por lo tanto nuestro desarrollo, riqueza, y prosperidad dependen de estos recursos. Dentro de este aspecto general cabe notar una serie de dimensiones importantísimas que están ligadas profundamente a los procesos de empoderamiento ciudadano. Ellas son: identificación espacial, propiedad, acceso, uso, manejo y conservación de los recursos tanto renovables como no renovables. En el caso de Chile, el que posee la propiedad y el acceso a los recursos se empodera automáticamente, al menos en lo material.

Pensemos por ejemplo en la propiedad del agua.

Pensemos en la propiedad de nuestras semillas.

Si los que están empoderados de un recurso se apropian también de su renta, lo explotan en forma irracional, etc., será imposible un verdadero empoderamiento de las generaciones futuras.

Estas generaciones futuras quedarán fuera de un proceso vital de empoderamiento y de bienestar tanto individual, como colectivo.
Esta es la esencia del paradigma propuesto aquí.

Hay que abordar las relaciones que existen entre la sustentabilidad del desarrollo y el empoderamiento ciudadano.

Esta es una propuesta que debe traducirse en un nuevo enfoque, estilo de vida, y horizonte ciudadano y en nuevas formas de hacer política, economía, ecología y lo social.

Nosotros tenemos y debemos concebir nuestro propio futuro en forma democrática: forjarlo en forma participativa, masiva y empoderada.

Esta realidad hay que cambiarla ahora. Crear nuestro propio futuro no es una opción, es una obligación.

 

Alfredo Sfeir Younis es un economista, ecologista y guía espiritual chileno. Fue candidato a la presidencia de Chile en la elección de 2013.
Estudió economía en la Universidad de Chile, con maestrías y doctorados de la Universidad de Rhode Island y de Wisconsin. También se graduó en la Universidad de Harvard como MBA para Ejecutivos, además de los programas de finanzas y comunicaciones. Alfredo Sfeir Younis ocupó varios cargos en el Banco Mundial, donde, a partir de 1976 fue considerado el primer economista ambiental. Fue economista agrícola principal para el ífrica del Oeste, líder en la formulación de políticas y programas ecológicos y medioambientales, director de la oficina del Banco Mundial en Nueva York y Ginebra (Suiza), y vocero en materia de derechos humanos. Sirvió como Representante Especial del Banco Mundial ante Naciones Unidas y la Organización Mundial de Comercio entre 1996 y 2003. Actualmente es el Presidente del Instituto Zambuling Para la Transformación Humana.

Webconferencia Magistral sobre Cambio Climático

La Revista Claves21 – Periodismo Ambiental invita a periodistas y comunicadores de los países de América Latina a participar de la Webconferencia Magistral sobre Cambio Climático que tendrá lugar el próximo lunes 20 de octubre a las 11 horas de Argentina (para horarios en otros países, ver más abajo en este artículo)*.

cambio climático 2014

Foto: Patrick Kubacki (Pkub). Licencia: CC BY NC SA.

La Webconferencia Magistral sobre Cambio Climático es un evento online preparatorio a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático 2014 (COP20) de Lima. Está dirigida a periodistas y comunicadores que trabajan temas de medio ambiente en general y de cambio climático en particular. Además, servirá como espacio introductorio al Quinto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) 2014 de Naciones Unidas.

Oradores invitados:

Vicente Barros, científico, copresidente del Grupo de Trabajo II del IPCC.

Antonio Hill, director ejecutivo de Global Call for Climate Action (Llamado Global para la Acción Climática) – GCCA.

- Caty Arévalo, periodista ambiental de la Agencia EFE.

Organizan:

Earth Journalism Network (EJN) y Global Call for Climate Action (GCCA)

Socio regional: Revista Claves21 – Periodismo Ambiental

Actividad gratuita con inscripción previa.  Para registrarse, completar el siguiente formulario:

Por más información, escribir a info@claves21.com.ar

* Horario para otros países:

  • Uruguay: 12:00 (Montevideo)
  • Brasil: 12:00 (Brasilia, Sao Paulo y Río de Janeiro)
  • Chile 11:00 (Santiago de Chile)
  • Paraguay: 11:00 (Asunción)
  • Bolivia: 10:00 (La Paz)
  • República Dominicana: 10:00 (Santo Domingo)
  • Cuba: 10:00 (La Habana)
  • Venezuela: 9:30 (Caracas)
  • Perú: 9:00 (Lima)
  • Ecuador: 9:00 (Quito)
  • Colombia: 9:00 (Bogotá)
  • Panamá: 9:00 (Ciudad de Panamá)
  • México: 9:00 (México DF)
  • El Salvador: 8:00 (San Salvador)
  • Costa Rica: 8:00 (San José)
  • Nicaragua: 8:00 (Managua)
  • Guatemala: 8:00 (Ciudad de Guatemala)
  • Honduras: 8:00 (Tegucigalpa)

El 5to. Informe de Evaluación del IPCC (AR5) es la evaluación más completa de todo el conocimiento científico existente sobre el cambio climático, sus impactos, la adaptación y la mitigación, desde 2007, cuando fue difundido el anterior reporte.

 

Lanzan nuevo libro sobre cambio climático

El periodista científico Martín de Ambrosio lanza su nuevo libro «Todo lo que necesitas saber sobre el cambio climático», en el cual explica sus causas científicas y avanza sobre posibles soluciones. Publicado por Paidos, ya está disponible el librerías de Argentina.

cambio climatico

Que el cambio climático es un hecho es algo que ahora solo unos pocos niegan. Los científicos se han puesto de acuerdo en que es un fenómeno inédito en la historia de la humanidad, con consecuencias en todos los aspectos que uno se pueda imaginar, desde la economía hasta la política nacional e internacional y la geografía. Porsupuesto, también en los ecosistemas terrestres, los mares y cada ser vivo sobre esta Tierra más caliente y superpoblada, donde a los problemas de origen típicamente social se suman terribles fenómenos naturales que ya causan muertes y pérdidas por miles de millones de dólares.

En este libro, el periodista científico Martín De Ambrosio no solo explica las causas científicas del cambio (es decir, el mecanismo mediante el cual la actividad industrial modificó la química de la atmósfera), sino que además avanza sobre las posibles soluciones, tanto las de origen tecnológico como las resultantes de las negociaciones internacionales para bajar el nivel de emisiones contaminantes. Asimismo, se detiene a debatir si es lícito que se les pida a los individuos actuar cuando las soluciones que se necesitan son macro.

Martín De Ambrosio es periodista científico. Trabajó en los diarios Página/12 y Perfil. En la actualidad es columnista de radio, hace notas para un programa de televisión y colabora para distintos medios gráficos y de Internet, como SciDev.Net. Ha trabajado en el Planetario de la Ciudad de Buenos Aires y en el Centro Cultural Ricardo Rojas; da cursos y talleres. Ha publicado una decena de libros, entre los que se destacan El mejor amigo de la ciencia (2004), El deportista cientí_co (2009), Guardapolvos (2012), Por qué corremos (2012, en coautoría con Alfredo Ves Losada), y Mentes brillantes en cuerpos enfermos (2013).

Es miembro de la Red Argentina de Periodismo Científico. En 2010 obtuvo la beca Climate Change Media Partnership para cubrir la cumbre de cambio climático en Cancún. Es columnista del programa de televisión Científicos industria argentinacon Adrián Paenza.