Crisis civilizatoria, democracia intensiva, nuevo sujeto político y programas sociales de tercera generación son conceptos poco habituales en boca de políticos argentinos, pero no lo son para Marina Silva. Como parte de una larga gira, la ex ministra de Medio Ambiente de Brasil pasó por Argentina y en diálogo con Claves21 dejó su mirada sobre los cambios en el medio ambiente y las civilizaciones.

marina silva

“Estamos atravesando por una crisis civilizatoria, que se da por la confluencia de la crisis económica, política, social, ambiental y de valores. Otras civilizaciones también pasaron por esto pero ahora es distinto. Tenemos que trabajar entre todos para construir un nuevo paradigma de sociedad y para sortear las múltiples dimensiones de la crisis que atraviesa el hombre”, sostuvo Silva en su exposición en la Facultad de Derecho en la Universidad de Buenos Aires.

Discípula y ex-compañera del legendario Chico Mendes, concejal, diputada nacional, senadora y, ministra de Medio Ambiente durante la presidencia de Lula da Silva, Marina Silva se presenta hoy como la imagen política opositora más fuerte de Brasil y la figura más popular después del propio Lula y la actual presidenta Dilma Rousseff. Es candidata a vicepresidente acompañando al ex gobernador Eduardo Campos dentro de la alianza entre el Partido Socialista Brasilero (PSB) y la Rede Sustentabilidade.

“Vivimos inmersos en la idea del tener, cuando durante la mayor parte de la historia el ideal que nos movilizaba era el de ser. El mercantilismo cambió esa idea hace 400 años. Ahora hacemos y consumimos y sin darnos cuenta caemos del consumo necesario en el consumo tóxico. El parámetro de la calidad de vida es ser un buen consumidor. Pero tenemos que cuestionarnos esa forma de desarrollo”, sostuvo Silva.

Silva se auto describe como profesora, latinoamericana y política, una combinación que, según ella, determina que pueda hablar horas y horas sin detenerse, algo que ocurrió en su exposición en Buenos Aires a pesar de su marcado cansancio por la gira. Su gestión como ministra de Medio Ambiente y los programas de su aún no oficialmente cristalizado partido político, la Rede Sustentabilidade, fueron sólo algunos de los temas que abordó en su exposición.

“La Amazonía es un tema de preocupación central para mi país pero su degradación afectaría al mundo entero. Lamentablemente los logros que realicé durante mi paso por el gobierno no se sostuvieron en el tiempo y la situación actual indica que lo que se hizo en su momento se ha revertido negativamente.”

La dirigente brasileña planteó la necesidad de implementar a nivel global un “modelo de gestión participativa” donde haya un “control ciudadano de las políticas llevadas adelante por los funcionarios” y puso como ejemplo el sistema de monitoreo en tiempo real de la deforestación del amazonas por las actividades extractivas. Por eso su partido promueve “una democracia horizontal, participativa y sin protagonismos individuales.”

“El modelo está agotado y por eso cada vez más personas tienden a salirse y andan merodeando intelectualmente por fuera, cuestionándose el paradigma y haciéndose preguntas. En la crisis está la síntesis del modelo y partiendo de sus contradicciones la sociedad va a conformar el nuevo paradigma. Actualmente hay muchas respuestas en busca de una misma pregunta, la indicada,” concluyó Marina Silva en diálogo con Claves21.

Foto Flickr CC BY 2.0 de Talita Oliveira

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí