La mina Veladero de Barrick Gold en San Juan se encuentra en un área periglaciar, por lo que incumple con la Ley de Glaciares, aseguró el geólogo Robert Moran luego de su paso por la mina, resaltando al mismo tiempo la falta de información brindada por la empresa para analizar la contaminación.

Moran, doctor en Ciencias Geológicas de la Universidad de Texas, forma parte de la Comisión de Expertos convocada por el Juez Sebastián Casanello para evaluar el estado actual de la zona, afectada por un derrame de al menos un millón de litros de cianuro sobre cinco ríos en septiembre de 2015.

“El agua de los ríos que corren en la zona de Veladero proviene del derretimiento de glaciares. La mina está construida sobre sedimentos periglaciares” afirmó Moran en una audiencia en el Senado. Dichas características de la mina significa que está incumpliendo con la Ley de Glaciares, que prohíbe la explotación minera y petrolera en áreas periglaciares.

La mina está “visualmente bien manejada”, sostuvo Moran, quien advirtió de la posible contaminación del agua subterránea de la zona. Al mismo tiempo, aseguró que mucha información acerca de Veladero como la cantidad de agua utilizada no es pública ya que la empresa no quiere difundirla.

“No hay información pública acerca de la cantidad de agua que usa Barrick. La empresa tiene los detalles pero no los difunde. El gobierno debería obligarle a que lo haga. Barrick está autorizada a usar 110 litros de agua por segundo pero no sabemos si está usando más que eso,” Moran sostuvo.

El experto norteamericano consideró que la cantidad de litros de cianuro derramados fueron seguramente más que los informados por la empresa. Al mismo tiempo, se mostró “sorprendido” de que solamente se haya hecho foco en el cianuro cuando hay otros contaminantes que podría haber recibido el río como cobre, mercurio y amonio.

Presente en la audiencia en el Senado, Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de Glaciares de Greenpeace, dijo que las autoridades tienen la oportunidad de cerrar un proyecto que daña el ambiente y que está ubicado sobre área periglaciar. “No solo pedimos el cierre definitivo de la mina Veladero, también exigimos el inmediato inicio de las acciones de la remediación ambiental a cargo de la Barrick”.

Por su parte, Enrique Viale, representante de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, informó que las palabras de Moran dejan en claro que la minera Barrick aún se niega a presentar información concreta sobre lo sucedido en Veladero. “Por eso, se deben tomar medidas efectivas que impliquen el cierre de la mina, que provocó uno de los desastres ambientales más importantes en la historia del país” agregó.

Andrés Nápoli, Director Ejecutivo de FARN, resaltó su preocupación por el no cumplimiento de dos leyes fundamentales para el desarrollo sustentable del país: la Ley de Presupuestos Mínimos para la preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial, y La Ley de Libre Acceso a la Información Pública Ambiental.

“Significa que, además del daño ambiental e impacto en el recurso más importante para la vida, como lo es el agua, la empresa imposibilita a la ciudadanía el derecho conocer el estado de situación, lo que permitiría, por ejemplo, prevenir y mitigar riesgos en la salud de los habitantes”.

Foto: Gentileza Prensa Greenpeace

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí