Reciclar basura electrónica en clave solidaria

Quince aulas de informática construidas en 2012. Cuatrocientas cuarenta y cinco computadoras donadas a escuelas, centros de jubilados, sociedades de fomento e incluso la comisaría primera de Avellaneda. La Cooperativa la Toma del Sur recibe de manera gratuita todo tipo de “basura electrónica” y la recicla para que colegios de todo el país tengan salas de computación.

Reciclaje de basura electrónica: Cooperativa La Toma del Sur.

¿Cómo producir en medio de un esquema económico, político y social que estaba quebrado?  Contra los más negativos pronósticos surgió la Cooperativa de reciclado “La Toma del Sur”. Corría el fatídico 2001 cuando un grupo de piqueteros que integraban el Movimiento Territorial de Liberación (MTL) abandonaron las rutas para apostar a un sistema organizativo totalmente distinto al modelo laboral tradicional: la autogestión.

El nombre de la cooperativa, “La Toma del Sur”, deja en evidencia dos elementos. Por un lado, la idea de tomar la solución en las propias manos y, por el otro, el sur como punto cardinal de pertenencia. Cuando el 3 de diciembre de 2003 el grupo de diez trabajadores desocupados ocupó el galpón ubicado en Ricardo Gutiérrez 858, Dock Sud, aún no tenían en claro las dimensiones que tomaría el proyecto. “Habíamos tenido que taparnos la cara y salir a la ruta a pelear por un plato de comida, pero una vez logrado eso, el objetivo fue generar una fuente de trabajo”, destaca José Barreras, presidente de la Toma. El predio pertenecía al por entonces Bank Boston, entidad con la que se concertó un plan de 15 pagos de $ 3.000 que en 2007 convirtió a la cooperativa en dueña legal del predio.

La Toma del Sur transitó sus primeros años de vida adentrándose en una problemática que terminaría siendo su leitmotiv: reciclar basura electrónica para el cuidado del medio ambiente. “Cada persona anualmente descarta siete kilos de material eléctrico y electrónico, que va a parar a rellenos sanitarios a cielo abierto donde todo se mezcla y tarda muchísimos años en degradarse”, detalla Barrera. Y, como un guiño sádico de la vida moderna, en todo Avellaneda veían la devaluación que, a principio del siglo XXI,  sufrían las escuelas a la par que el resto de los tentáculos del Estado.

“Los colegios se habían convertido en el lugar donde mandábamos a nuestros hijos para que comieran. Es necesario que ahora las aulas sirvan también para capacitarlos. Hay empresas que descartan computadoras con dos años de uso y ahí es donde entramos nosotros. En la Cooperativa aprendemos a repararlas, programarlas y así construimos aulas de informática para escuelas que no tienen ninguna computadora”, cierra Barrera.

La Cooperativa recibe de manera gratuita todo tipo de residuos de aparatos electrónicos y a partir de la capacitación de sus miembros, las computadoras son reparadas en un galpón atiborrado de repuestos que se apilan en cada rincón. Una vez reunidas varias computadoras listas para usarse, sólo queda decidir cuál será la institución que las recibirá. Mediante este trabajo de reciclado de basura electrónica, el año pasado se construyeron 15 aulas informáticas y las PC’s donadas ya arañan las 500.

Lo que dejó la crisis

El estallido de 2001 puso a la basura en un lugar diferente, que sintetizaba lo dramático de la época. En el artículo “Los cartoneros y la explotación capitalista”, Nicolás Villanova, de CEICS se refiere a la dificultad de dar un número de recuperadores urbanos. “Hacia el año 2003, los cartoneros registrados, (…) ya sean residentes de Capital Federal o Conurbano, sumaban un total de 8.153. Esta cifra sólo comprende a aquellos que se habían empadronado en el Registro íšnico de Recuperadores (RUR), que es una dependencia del GCBA”, detalla. Luego de 2005, se contabilizaban 16.579 cartoneros de los cuales 5.280 habían renovado su credencial.

Consecuencia de la crisis fue también la proliferación de los comedores populares. Vinculado a “La Toma del Sur” se encuentra “Una luz de Esperanza”, el espacio que alimenta cuatro veces al día a 180 chicos, en la calle 116 entre 2 y 3, Berazategui. Todos los sábados, dictan clases de computación en el aula de informática cortesía de su cooperativa hermana. “Creemos que la educación es fundamental para el crecimiento integral de los niños y niñas porque ellos son el presente y el futuro de nuestra sociedad”, señala Mirta Barrios, al frente del comedor.

Empresas sociales

El fenómeno de las empresas sociales surgidas como respuesta inmediata a la crisis del 2001 (y en los años anteriores ante la escalada del desempleo) generaron un nuevo modo de producción cooperativo como no se había visto jamás en la Argentina. La incógnita era si este modelo se sostendrían en el tiempo. Según el Tercer Relevamiento de Empresas Recuperadas por sus Trabajadores, realizado en 2010 por la Facultad de Filosofía y Letras, la cantidad de cooperativas creció en diez años. En 2003 había 128 empresas recuperadas en el Conurbano bonaerense y CABA, mientras que en 2010 ese número alcanzó las 205.

“Las empresas recuperadas han llegado para quedarse y para seguir creciendo. En muchos países se sigue con atención este proceso, que también se expresa en otros lugares de América Latina e incluso en el mundo llamado desarrollado”, concluye el estudio.

Según estos datos, en este tipo de empresas hoy trabajan 9362 personas y el sostenido avance de estas formas productiva atrae, como mencionan los autores de la investigación, la atención de un planeta que también se replantea sus modos de producción.

Fuente consultada: Cooperativa La Toma del Sur

Dirección: Ricardo Gutiérrez 858 – Avellaneda
Teléfono: 5293-1862
Email: cooplatomadelsur03@yahoo.com.ar

Basura electrónica: una definición

«Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos» (RAEE):  Todos los aparatos eléctricos o electrónicos que pasan a ser residuos, este término comprende todos aquellos componentes, subconjuntos e insumos que forman parte del producto en el momento en que se desecha.

Links de interés: 

Cooperativa La Toma del Sur
Tercer Relevamiento de Empresas Recuperadas. Facultad de Filosofía y Letras
Artículo Nicolás Villanova
Basura electrónica – Wikipedia

Foto de reciclaje de basura electrónica: Gentileza Cooperativa La Toma del Sur 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *