IPCC pide “cambios sin precedentes” para frenar el cambio climático

0

Evitar que la temperatura suba más de 1.5 grados centígrados a nivel global requeriría “cambios sin precedentes” a nivel social y global, acelerando la transición a energías renovables y la ambición de los gobiernos, de acuerdo con el nuevo informe del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC).

Informe del IPCC sobre cambio climático 2018 sobre la suba de 1,5 grados de temperatura global.
El Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) presentó su informe de análisis sobre los impactos que tendría en el mundo la suba de 1.5ºC de la temperatura.

Limitar el calentamiento global a 1.5ºC, una barrera que se superaría entre 2030 y 2052 con el ritmo actual, requeriría de “cambios rápidos, de amplio alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad”, de acuerdo con el IPCC, desde una reducción de las emisiones más profunda a la planificación urbana.

“No es un informe optimista. Podemos limitar la temperatura a 1.5ºC, pero eso significa hacer cambios significativos en mucha regiones y sectores. Habría que lograr una fuerte reducción de emisiones que tiene que ver con renovables, mayor eficiencia energética y modificaciones en transporte e infraestructura,” afirmó Inés Camilloni, doctora en el área de Ciencias de la Atmósfera y una de las autoras del informe.

Con una suba global de 1.5ºC de la temperatura, diferentes regiones sufrirían diferentes impactos. En el caso de Argentina, la temperatura aumentaría 1ºC, pero eso no significaría que el país experimente menos eventos climáticos extremos, los cuales se incrementarían y serían más severos.

El gran desafío para Argentina será Vaca Muerta, el área de explotación de petróleo y gas no convencional en la Patagonia, ya que para limitar la suba de la temperatura en 1.5ºC las energías renovables deberán proveer entre 70 y 85% de la electricidad a nivel global para 2050.

“Si el gobierno de Macri realmente quiere insertarse en la economía global y jugar u papel, al igual que todos los países, deberá tomar este reporte e incorporarlo en todas las políticas de estado para el desarrollo,” afirmó Enrique Maurtua Konstantinidis, director del área de cambio climático de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

“Limitar el calentamiento global a 1,5 °C en lugar de 2 °C reduciría los impactos problemáticos en los ecosistemas, la salud humana y el bienestar”.

Para el IPCC, los compromisos de los países a nivel global con el cambio climático no son suficientes para evitar que la temperatura no suba más de 1.5ºC. Para cumplir con ese objetivo, el mundo debería reducir sus emisiones un 45% para 2030 y alcanzar la carbono neutralidad en 2050.

Medio grado importa

El panel de científicos también alertó sobre los graves impactos que tendría superar la barrera de 1.5º y que el calentamiento global llegue a los 2ºC, una meta que describieron como ya no segura para evitar los efectos más severos del cambio climático.

Mientras que con la suba de 1.5ºC de la temperatura los arrecifes de coral se reducirían entre 7º y 90%, con 2ºC desapacerían casi completamente. Al mismo tiempo, medio grado más significaría mayor riesgo de precipitaciones intensas y ciclones tropicales, entre otros efectos climáticos extremos.

“Limitar el calentamiento global a 1,5 °C en lugar de 2 °C reduciría los impactos problemáticos en los ecosistemas, la salud humana y el bienestar, y facilitaría la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas”, declaró Priyardarshi Shukla, Copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC.

En el informe se afirma que si se permite que la temperatura global supere o “sobrepase” 1,5 °C, sería necesario depender en mayor medida de técnicas que absorbieran CO2 de la atmósfera para volver a un calentamiento global inferior a 1,5°C en 2100. La efectividad de esas técnicas no está probada a gran escala y algunas de ellas pueden conllevar importantes riesgos para el desarrollo sostenible

“Para algunos, una diferencia de 0.5ºC no parece tener ninguna importancia, y sin embargo
puede ser fundamental, tan fundamental que de ella podría depender el que se desencadenen ciertos mecanismos, llamados ‘tipping points’, susceptibles de poner el sistema climático en una trayectoria irreversible hacia el resultado que precisamente el Acuerdo de París intenta evitar”, sostuvo Jorge Viñuales, profesor de la universidad de Cambridge y experto en política ambiental.

DEJANOS UN COMENTARIO:

Por favor, escribí tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí