Histórico llamado científico a frenar la degradación de la naturaleza

1

En cinco reportes sin precedentes se documentó el estado de la biodiversidad y de la degradación de los suelos en todo el mundo. “Es urgente revertir la actual explotación insostenible de los ecosistemas o no sólo estarán en riesgo las futuras generaciones, sino también las actuales”, alertaron. Desde la sociedad civil se lanzó una campaña para proteger “el 50% del planeta”.

La 6ta. sesión de IPBES aprobó cuatro evaluaciones regionales sobre biodiversidad y servicios de los ecosistemas en América, Asia y el Pacífico, África y también Europa y Asia Central.
Anne Larigauderie, secretaria ejecutiva de IPBES. Foto: IISD/ENB, Diego Noguera. Gentileza de IPBES.

Más de 500 expertos de todos los continentes concluyeron que “la diversidad biológica -la esencial variedad de formas de vida en la Tierra- continúa en declive en todas las regiones del mundo y va reduciendo significativamente la capacidad de la naturaleza de contribuir al bienestar de las personas”.

“Esta alarmante tendencia pone en peligro las economías, los medios de vida, la seguridad alimentaria y la calidad de vida de las personas de todo el mundo”, sostuvieron los hombres y mujeres de ciencia en un histórico trabajo que llevó tres años y que incluyó la revisión de varios miles de artículos científicos, informes gubernamentales y otras fuentes de información, como conocimientos aborígenes y de comunidades locales.

Además, señalaron que la degradación creciente de los suelos por las actividades humanas “está socavando el bienestar de dos quintas partes de la humanidad, impulsando la extinción de especies e intensificando el cambio climático”.

Una herramienta para la acción

Estos reportes buscan ser una herramienta para orientar acciones y políticas que detengan y reviertan el actual uso no sostenible de la naturaleza.

6ta. Sesión Plenaria de IPBES sobre biodiversidad, en Medellín, Colombia. Foto: IISD/ENB, Diego Noguera. Gentileza de IPBES.
6ta. Sesión Plenaria de IPBES, en Medellín, Colombia. Foto: IISD/ENB, Diego Noguera. Gentileza de IPBES.

“Afortunadamente, la evidencia también muestra que sabemos cómo proteger y restaurar parcialmente nuestros activos naturales vitales”, ponderó Robert Watson, presidente de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por su sigla en inglés), entidad internacional que coordinó el trabajo y que tuvo su 6ta. reunión del 17 al 24 de marzo en Medellín, Colombia, en la que Claves21 participó como medio de comunicación acreditado.

La 6ta. sesión de IPBES aprobó cuatro evaluaciones regionales sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistemas en América, Asia y el Pacífico, África y también Europa y Asia Central. El quinto informe se trató de la primera evaluación global basada en la evidencia de la degradación y restauración de los suelos.

Algunas de las cifras de América que figuran en el reporte de IPBES

Clima, biodiversidad y suelos: tres caras de un mismo desafío

“La degradación de los suelos, pérdida de biodiversidad y cambio climático son tres caras diferentes del mismo desafío central: el cada vez más peligroso impacto de nuestras decisiones en la salud de nuestro ambiente natural. No podemos darnos el lujo de abordar cualquiera de estas tres amenazas en forma aislada: cada una de ellas merece la máxima prioridad política y debe abordarse conjuntamente”, subrayó titular de IPBES, Robert Watson.

“Con el cambio climático lo que sucede en términos de biodiversidad es que cambia el metabolismo base de las cadenas tróficas”.

En el mismo sentido se expresó Brigitte Baptiste, directora del Instituto Alexander von Humboldt, en una videoconferencia sobre los informes de IPBES. “Hay vínculos entre los cambios del clima, la biodiversidad y los elementos fundamentales de la economía”, afirmó.

“Con el cambio climático lo que sucede en términos de biodiversidad es que cambia el metabolismo base de las cadenas tróficas, desde los microorganismos y los insectos que configuran la comida de otros animales y finalmente mantienen la salud del ecosistema. Cuando eso sucede comenzamos a ver epidemias que se desarrollan en ecosistemas que creíamos que estaban en equilibrio y empezamos a ver crisis por todas partes y comienza a verse afectada la prestación de los servicios ecosistémicos”, explicó Baptiste.

Desde adentro: la posición argentina en la reunión de IPBES

Claves21 contactó a los funcionarios de la Cancillería que representaron al país en esta 6ta. sesión de IPBES. “Argentina buscó que estos reportes anunciaran tanto el diagnóstico sobre el estado de la biodiversidad, como así también promovieran la adopción de buenas prácticas productivas en el manejo de los recursos naturales”, sostuvieron los delegados en Medellín.

“Los reportes de IPBES reconocen la importancia de que todos los ciudadanos adapten sus conductas a patrones más sustentables”.

Consultados sobre la apreciación oficial de los resultados de esta evaluación científica, la delegación argentina precisó que los reportes de IPBES “recogen mensajes claros dirigidos a las personas con capacidad de decisión política” y, al mismo tiempo, “reconocen la importancia de que todos los ciudadanos adapten sus conductas a patrones más sustentables”.

Finalmente, consideraron que el resultado final alcanzado “busca mantener un equilibrio entre estimular la creación y ampliación de áreas protegidas terrestres y marinas, como instrumento necesario para la conservación de la biodiversidad, y visibilizar buenas prácticas productivas para el uso sustentable de los recursos naturales”.

Desde la sociedad civil: una campaña para proteger el 50% del planeta

La organización Avaaz fue una de las primeras en reaccionar al conocerse los informes de IPBES: lanzó una campaña “para proteger y restaurar al menos el 50% de los territorios y océanos”.

“Este plan de protección del 50% del planeta suena ambicioso, pero es totalmente viable”.

Claves21 habló con Oscar Soria, portavoz de esa organización, quien sostuvo que “la crisis de la biodiversidad no figura como prioridad en la agenda política y por eso desde Avaaz queremos demostrarle a los gobiernos que la gran mayoría de la gente quiere proteger el 50% del planeta de la deforestación, del uso de las energías sucias y de la agricultura y la pesca industriales”.

“Este plan de protección del 50% del planeta suena ambicioso, pero es totalmente viable y, probablemente, sea la mejor manera de sustentar esta intrincada red de la vida”, manifestó.

Según el sitio de la campaña de Avaaz, llevan juntadas cerca de 1 millón de firmas pidiendo un nuevo acuerdo internacional sobre biodiversidad que restaure y proteja a la mitad del planeta.

“El desarrollo no se mide solamente en dólares por habitante”

Claves21 dialogó con el biólogo Obdulio Menghi, presidente de la Fundación Biodiversidad Argentina, quien opinó que es necesario “terminar con la destrucción de los ecosistemas más frágiles, de los cuales dependemos para nuestra existencia”, al tiempo que propuso “un cambio radical” en la forma de calcular la riqueza de los países.

“La destrucción de la naturaleza tiene un precio”.

“No creo en el PBI (Producto Bruto Interno); hay otras maneras de calcular la riqueza, pero los economistas no lo han entendido o no lo quieren entender. El desarrollo no se mide solamente en dólares por habitante. Es necesario incorporar el precio del ‘servicio’ que nos ofrece la naturaleza y que estamos ignorando”, consideró.

Menghi fue categórico: “La destrucción de la naturaleza tiene un precio y tarde o temprano pagaremos la factura”.

1 COMENTARIO

  1. Es lamentable que casi tengamos que forzar a las autoridades a voltear hacia esta temática, pues es nuestro principal sostén para continuar viviendo, éstos, se ven apáticos y no dan muestra de interés alguno, prueba de ello son las casi nulas leyes y reglamentaciones que han sido promovidas, aplicadas y aprobadas para este fin.

DEJANOS UN COMENTARIO:

Por favor, escribí tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí