«Las políticas de adaptación al cambio climático pueden ser un motor de desarrollo»

Joseluis Samaniego, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dio ejemplos de  reformas que los países de la región pueden hacer para ir hacia economías bajas en carbono, disminuir los impactos negativos del cambio climático y cumplir con el Acuerdo de París.

Joseluis Samaniego, de CEPAL, durante su intervención en Euroclima+ 2018 en Buenos Aires. Foto: Damián Profeta. Licencia CC BY 2.0.

Joseluis Samaniego, de CEPAL, durante su intervención en Euroclima+ 2018 en Buenos Aires. Foto: Damián Profeta. Licencia CC BY 2.0

Entrevistado en Buenos Aires, el director de la división de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL analizó distintas políticas públicas en movilidad urbana, energía y consumo.

Samaniego sostuvo que «hay que ir hacia sistemas de transporte público bajos en carbono en América Latina” y subrayó que en la región «sólo cuatro países implementaron reformas fiscales ‘verdes’: Chile, México, Colombia y Argentina, con impuestos al CO2». Asimismo, propuso la creación de «un IPCC del transporte», en referencia al Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático, pero orientado exclusivamente a movilidad y tranporte.

Joseluis Samaniego fue uno de los oradores principales del encuentro Euroclima+, que reunió a funcionarios latinoamericanos, autoridades de la Unión Europea y representantes de agencias de cooperación internacional para discutir el financiamiento de políticas contra el cambio climático en la región.

Video: el trabajo de CEPAL sobre cambio climático en 30 segundos

Indicadores de adaptación al cambio climático

«Hay algunos países que ya tienen indicadores de adaptación al cambio climático, lo que nos pone frente a métricas importantes para reducir la vulnerabilidad a la que está expuesta una parte de la población», ponderó Samaniego, al tiempo que destacó que esos casos pueden servir de «escuela regional» donde otros países «puedan ir adoptando sus índices de adaptación junto con, por ejemplo, previsiones de lo que la adaptación puede representar en términos de empleos, ahorro en daños materiales y tracción sobre el Producto Interno Bruto».

«Como en otras épocas en que los programas de obra pública eran motores de desarrollo -y aún lo son-, hoy, las políticas de adaptación al cambio climático también tienen el potencial de ser motores de desarrollo en América Latina», enfatizó el directivo de la CEPAL.

Políticas de mitigación del cambio climático

Joseluis Samaniego resaltó que en la región funcionan algunas políticas de mitigación del cambio climático, como «el cambio en la forma en que se evalúa la inversión en el sector público, con un precio social del carbono o la modificación de tasas de descuento».

[su_note note_color=»#a5c92e»]»Es necesario quitar los incentivos perversos, como los subsidios a actividades que están destruyendo el medio ambiente».[/su_note]

«Creemos, también, que puede haber normas mínimas de operación de calidad sobre los servicios públicos. La banca del desarrollo puede jugar un papel importante en esta materia y eso puede empezar a generar precios de referencia e incentivos hacia el sector privado», expresó.

Al mismo tiempo, el economista remarcó que «es necesario también quitar los incentivos perversos, como los subsidios a actividades que están destruyendo el medio ambiente, y tener mucho cuidado en los impactos distributivos, de modo que los recursos que se obtienen de esas actividades puedan regresar a los segmentos de la población a proteger».

Patrones de consumo y patrones de producción

Para Samaniego, «hay una oportunidad muy grande de desarrollo en la medida en que los países muevan los patrones de consumo junto con los patrones de producción».

[su_note note_color=»#a5c92e»]»El Acuerdo de París nos está pidiendo que hagamos caber la economía en un presupuesto ambiental decreciente».[/su_note]

«Toda la región tiene un problema de congestión urbana, de contaminación y de un gran uso -y con tendencia creciente- de la movilidad privada. Entonces, hay una oportunidad muy grande de mejorar la movilidad pública. Eso es parte del patrón de consumo, pero esos vehículos que permitirían satisfacer la demanda de un mejor patrón de movilidad se podrían estar produciendo en la región y se generarían empleos, tracción sobre el PIB y ahorro de divisas, en lugar de mandar esa demanda hacia la importación de vehículos producidos en el extranjero», ejemplificó.

«Como ese ejemplo hay otros en agricultura sostenible, en movilidad sostenible, en electrificación con energías renovables, de combinar un mejor patrón de consumo con un mejor patrón de producción y aprovechar de mejor manera el espacio ambiental disponible, porque el Acuerdo de París nos está pidiendo que hagamos caber la economía en un presupuesto ambiental decreciente en el tiempo», concluyó Samaniego.

En imágenes: visita al nuevo Parque Nacional Ciervo de los Pantanos

Claves21 hizo el viaje en tren desde Retiro hasta Otamendi para recorrer el nuevo Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. En esta nota, fotos, videos e información sobre esta área natural que ahora goza del mayor nivel de protección y conservación.

[dimage attachment_id=»5050″ zoom_level=»0″ anim_speed=»1″ control=false auto-rotate=true]

Foto en 360°. Usar el mouse para recorrerla en todas direcciones.

El Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, ubicado en Campana, provincia de Buenos Aires, a 66 kilómetros de la Capital Federal, fue creado por ley el pasado 10 de octubre. Comprende los terrenos de la Reserva Natural Otamendi y de la Reserva Natural Rí¬o Luján.

[dimage attachment_id=»5051″ zoom_level=»0″ anim_speed=»1″ control=false auto-rotate=true]

Foto en 360°. Usar el mouse para recorrerla en todas direcciones.

Video: Un recorrido por el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos

El primer parque nacional «urbano»

Con 5.300 hectáreas, es el primer parque nacional en llevar el nombre de un mamífero: el ciervo de los pantanos, declarado monumento natural de la provincia de Buenos Aires y en peligro crítico de extinción en nuestro país y categorizado como «vulnerable» a nivel global en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Por su cercanía con grandes centros poblados, «es el primer parque nacional ‘urbano’ del país», le señaló a Claves21 Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la Administración Nacional de Parques Nacionales.

Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales y Damián Montenegro, guardaparque del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales y Damián Montenegro, guardaparque del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

«Una biodiversidad increíble»

El guardaparque Damián Montenegro indicó que una característica del nuevo parque nacional es que «no tiene área de amortiguamiento» (zona adyacente destinada a garantizar la conservación del núcleo protegido). Además, afirmó que la gestión del parque «representa varios desafíos, especialmente en lo que respecta a especies exóticas invasoras».

Montenegro también subrayó que «la biodiversidad del parque es increíble» y ejemplificó: «El 70 por ciento de las especies de aves de la región pampeana está en este parque».

El guardaparque Damián Montenegro, en el Centro de Interpretación del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia CC BY-NC 2.0.

El guardaparque Damián Montenegro, en el Centro de Interpretación del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia CC BY-NC 2.0.

El misto, el zorzal, la corbatita y el boyero negro -que construye llamativos nidos colgantes- son algunas de las aves que pueden verse en el parque.

Entre los mamíferos que habitan el parque se destacan el ciervo de los pantanos, que le dio el nombre al área, el lobito de río, el carpincho, el cuis, la comadreja overa y el gato montés.

La flora del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos está caracterizada por el pastizal, el bosque de tala el espinillo y el sauco, entre otras especies vegetales.

El área de humedal del parque fue declarada Sitio Ramsar por ser un importante núcleo de diversidad biológica y designada como írea Importante para la Conservación de las Aves (AICA).

Laguna del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, sitio Ramsar y AICA. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Laguna del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, sitio Ramsar y AICA. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Exóticas invasoras

Como dijo el guardaparque Damián Montenegro, las especies exóticas invasoras presentes en el parque nacional son un importante desafío. Entre las especies vegetales problemáticas pueden verse el ligustro, el fresno, el arce y la acacia negra, entre otras. Entre las aves, un gran problema es el estornino.

Montenegro mencionó la presencia de jabalíes y hasta de búfalos, entre los mamíferos exóticos que habitan el parque. Sin embargo, el guardaparque enfatizó que «una de las principales amenazas son los perros» y relató que en 2007 se había reintroducido un ciervo de los pantanos y al poco tiempo lo encontraron muerto con signos de haber sido atacado por una jauría.

Este guardaparque opinó que es necesaria una ley nacional «que establezca que las especies exóticas invasoras son un problema ambiental, para poder aplicar una política coherente en todo el país».

Más fotos del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos

La Reserva Natural Otamendi se convirtió en el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

La Reserva Natural Otamendi se convirtió en el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

La Reserva Natural Otamendi se convirtió en el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

La Reserva Natural Otamendi se convirtió en el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Ingreso al Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Ingreso al Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Acceso a los senderos del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Acceso a los senderos del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Mirador del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Desde allí se contempla el humedal. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Mirador del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Desde allí se contempla el humedal. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Sendero "Guardianes de la Barranca", del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Sendero «Guardianes de la Barranca», del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Estación Otamendi de la línea Mitre. Al Parque Nacional Ciervo de los Pantanos se puede ir en tren desde Retiro, combinando en Villa Ballester. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Estación Otamendi de la línea Mitre. Al Parque Nacional Ciervo de los Pantanos se puede ir en tren desde Retiro, combinando en Villa Ballester. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY-NC 2.0.

Histórico llamado científico a frenar la degradación de la naturaleza

En cinco reportes sin precedentes se documentó el estado de la biodiversidad y de la degradación de los suelos en todo el mundo. “Es urgente revertir la actual explotación insostenible de los ecosistemas o no sólo estarán en riesgo las futuras generaciones, sino también las actuales”, alertaron. Desde la sociedad civil se lanzó una campaña para proteger “el 50% del planeta”.

La 6ta. sesión de IPBES aprobó cuatro evaluaciones regionales sobre biodiversidad y servicios de los ecosistemas en América, Asia y el Pacífico, ífrica y también Europa y Asia Central.

Anne Larigauderie, secretaria ejecutiva de IPBES. Foto: IISD/ENB, Diego Noguera. Gentileza de IPBES.

Más de 500 expertos de todos los continentes concluyeron que “la diversidad biológica -la esencial variedad de formas de vida en la Tierra- continúa en declive en todas las regiones del mundo y va reduciendo significativamente la capacidad de la naturaleza de contribuir al bienestar de las personas”.

“Esta alarmante tendencia pone en peligro las economías, los medios de vida, la seguridad alimentaria y la calidad de vida de las personas de todo el mundo”, sostuvieron los hombres y mujeres de ciencia en un histórico trabajo que llevó tres años y que incluyó la revisión de varios miles de artículos científicos, informes gubernamentales y otras fuentes de información, como conocimientos aborígenes y de comunidades locales.

Además, señalaron que la degradación creciente de los suelos por las actividades humanas “está socavando el bienestar de dos quintas partes de la humanidad, impulsando la extinción de especies e intensificando el cambio climático”.

Una herramienta para la acción

Estos reportes buscan ser una herramienta para orientar acciones y políticas que detengan y reviertan el actual uso no sostenible de la naturaleza.

6ta. Sesión Plenaria de IPBES sobre biodiversidad, en Medellín, Colombia. Foto: IISD/ENB, Diego Noguera. Gentileza de IPBES.

6ta. Sesión Plenaria de IPBES, en Medellín, Colombia. Foto: IISD/ENB, Diego Noguera. Gentileza de IPBES.

“Afortunadamente, la evidencia también muestra que sabemos cómo proteger y restaurar parcialmente nuestros activos naturales vitales”, ponderó Robert Watson, presidente de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por su sigla en inglés), entidad internacional que coordinó el trabajo y que tuvo su 6ta. reunión del 17 al 24 de marzo en Medellín, Colombia, en la que Claves21 participó como medio de comunicación acreditado.

La 6ta. sesión de IPBES aprobó cuatro evaluaciones regionales sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistemas en América, Asia y el Pacífico, ífrica y también Europa y Asia Central. El quinto informe se trató de la primera evaluación global basada en la evidencia de la degradación y restauración de los suelos.

Algunas de las cifras de América que figuran en el reporte de IPBES

Clima, biodiversidad y suelos: tres caras de un mismo desafío

“La degradación de los suelos, pérdida de biodiversidad y cambio climático son tres caras diferentes del mismo desafío central: el cada vez más peligroso impacto de nuestras decisiones en la salud de nuestro ambiente natural. No podemos darnos el lujo de abordar cualquiera de estas tres amenazas en forma aislada: cada una de ellas merece la máxima prioridad política y debe abordarse conjuntamente”, subrayó titular de IPBES, Robert Watson.

[su_note note_color=»#a5c92e»]“Con el cambio climático lo que sucede en términos de biodiversidad es que cambia el metabolismo base de las cadenas tróficas».[/su_note]

En el mismo sentido se expresó Brigitte Baptiste, directora del Instituto Alexander von Humboldt, en una videoconferencia sobre los informes de IPBES. «Hay vínculos entre los cambios del clima, la biodiversidad y los elementos fundamentales de la economía», afirmó.

“Con el cambio climático lo que sucede en términos de biodiversidad es que cambia el metabolismo base de las cadenas tróficas, desde los microorganismos y los insectos que configuran la comida de otros animales y finalmente mantienen la salud del ecosistema. Cuando eso sucede comenzamos a ver epidemias que se desarrollan en ecosistemas que creíamos que estaban en equilibrio y empezamos a ver crisis por todas partes y comienza a verse afectada la prestación de los servicios ecosistémicos”, explicó Baptiste.

Desde adentro: la posición argentina en la reunión de IPBES

Claves21 contactó a los funcionarios de la Cancillería que representaron al país en esta 6ta. sesión de IPBES. “Argentina buscó que estos reportes anunciaran tanto el diagnóstico sobre el estado de la biodiversidad, como así también promovieran la adopción de buenas prácticas productivas en el manejo de los recursos naturales”, sostuvieron los delegados en Medellín.

[su_note note_color=»#a5c92e»]“Los reportes de IPBES reconocen la importancia de que todos los ciudadanos adapten sus conductas a patrones más sustentables”.[/su_note]

Consultados sobre la apreciación oficial de los resultados de esta evaluación científica, la delegación argentina precisó que los reportes de IPBES “recogen mensajes claros dirigidos a las personas con capacidad de decisión política” y, al mismo tiempo, “reconocen la importancia de que todos los ciudadanos adapten sus conductas a patrones más sustentables”.

Finalmente, consideraron que el resultado final alcanzado “busca mantener un equilibrio entre estimular la creación y ampliación de áreas protegidas terrestres y marinas, como instrumento necesario para la conservación de la biodiversidad, y visibilizar buenas prácticas productivas para el uso sustentable de los recursos naturales”.

Desde la sociedad civil: una campaña para proteger el 50% del planeta

La organización Avaaz fue una de las primeras en reaccionar al conocerse los informes de IPBES: lanzó una campaña “para proteger y restaurar al menos el 50% de los territorios y océanos”.

[su_note note_color=»#a5c92e»]“Este plan de protección del 50% del planeta suena ambicioso, pero es totalmente viable».[/su_note]

Claves21 habló con Oscar Soria, portavoz de esa organización, quien sostuvo que “la crisis de la biodiversidad no figura como prioridad en la agenda política y por eso desde Avaaz queremos demostrarle a los gobiernos que la gran mayoría de la gente quiere proteger el 50% del planeta de la deforestación, del uso de las energías sucias y de la agricultura y la pesca industriales”.

“Este plan de protección del 50% del planeta suena ambicioso, pero es totalmente viable y, probablemente, sea la mejor manera de sustentar esta intrincada red de la vida”, manifestó.

Según el sitio de la campaña de Avaaz, llevan juntadas cerca de 1 millón de firmas pidiendo un nuevo acuerdo internacional sobre biodiversidad que restaure y proteja a la mitad del planeta.

“El desarrollo no se mide solamente en dólares por habitante”

Claves21 dialogó con el biólogo Obdulio Menghi, presidente de la Fundación Biodiversidad Argentina, quien opinó que es necesario “terminar con la destrucción de los ecosistemas más frágiles, de los cuales dependemos para nuestra existencia”, al tiempo que propuso “un cambio radical” en la forma de calcular la riqueza de los países.

[su_note note_color=»#a5c92e»]“La destrucción de la naturaleza tiene un precio».[/su_note]

“No creo en el PBI (Producto Bruto Interno); hay otras maneras de calcular la riqueza, pero los economistas no lo han entendido o no lo quieren entender. El desarrollo no se mide solamente en dólares por habitante. Es necesario incorporar el precio del ‘servicio’ que nos ofrece la naturaleza y que estamos ignorando”, consideró.

Menghi fue categórico: “La destrucción de la naturaleza tiene un precio y tarde o temprano pagaremos la factura”.

«El agua es un derecho, no una mercancía»

Del 17 al 22 de marzo se realizará en Brasilia, Brasil, el Foro Alternativo Mundial del Agua (FAMA 2018) con el objetivo de aunar esfuerzos entre movimientos sociales de todo el mundo para lograr que el acceso al agua sea reconocido como un derecho humano. En un encuentro previo en Buenos Aires, expertos cuestionaron la mercantilización de las políticas del agua. 

Jornada "Foro Alternativo Mundial del Agua 2018", en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. Foto: Damián Profeta. CC BY 2.0.

Jornada «Foro Alternativo Mundial del Agua 2018», en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. Foto: Damián Profeta. CC BY 2.0.

El FAMA 2018 es una suerte de «contracumbre» ciudadana de otro encuentro internacional que tendrá lugar en simultáneo: el VIII Foro Mundial del Agua, que algunas organizaciones cuestionan por la influencia del sector empresario en las decisiones a las que arriba.

«El agua es un derecho, no una mercancía. El Foro Mundial del Agua trata al agua como mercancía y es organizado por las grandes empresas que tienen intereses en la privatización del agua”, sostuvo en diálogo con Claves21 Carlos Bocuhy, presidente del Instituto Brasileño de Protección Ambiental (PROAM) y representante de ONGs en el Consejo Nacional de Medio Ambiente de Brasil (CONAMA).

Video: Carlos Bocuhy resumió las líneas de trabajo del FAMA 2018

Para Bocuhy, «es un momento crucial para que América Latina dé un fuerte debate sobre el derecho al acceso al agua», consideró.

Además llamó a «luchar por los derechos difusos de la sociedad, como el acceso a agua y saneamiento» y a establecer «un control social del agua».

Un asunto de salud pública

Carlos Bocuhy visitó la Argentina para participar de un encuentro preparatorio al Foro Alternativo Mundial del Agua invitado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

En ese encuentro participaron referentes argentinos en temas ambientales, como Antonio Elio Brailovsky, ex defensor del Pueblo y actual responsable del Observatorio de Derechos Ambientales de la Defensoría.

[su_note note_color=»#a5c92e»]»El acceso al agua no puede reducirse a un proceso privado».[/su_note]

Brailovsky presentó un estudió del proceso de privatización de la provisión de agua y saneamiento en el área metropolitana de Buenos Aires y consideró que se trató de la «mercantilización de un derecho humano fundamental».

Para este economista, historiador y ecologista, «el acceso al agua no puede reducirse a un proceso privado». Y en el mismo sentido, afirmó que «no se le pueden entregar a una empresa las decisiones sobre políticas públicas».

«La gestión del agua es también la gestión del territorio», manifestó Brailovsky y lamentó que aún «se mantiene la idea de que el agua es una mercancía y no un asunto de salud pública».

La escala humana

También intervino Rodrigo Rodríguez Tornquist, presidente de la Asociación Sustentar, quien expresó que «es tiempo de pensar el modo en que pensamos las políticas de acceso al agua».

«No perdamos de vista la escala humana de las políticas públicas», pidió Rodríguez Tornquist, al tiempo que reclamó «poner al ser humano en el centro del desarrollo».

Una bicicleteada de 1300 kilómetros en defensa de los glaciares

Con el lema «Bicicleteada por la no modificación y la aplicación inmediata de la Ley de Glaciares», la caravana de la asamblea Jáchal No Se Toca llegó a la Ciudad de Buenos Aires. Esta travesía ciudadana viajó la misma distancia que recorre el agua de los glaciares, desde los Andes hasta el Atlántico. 

"Los glaciares no se tocan" es el lema en rechazo de la reforma de la Ley de Glaciares. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY NC 2.0.

«Los glaciares no se tocan» es el lema en rechazo de la reforma de la Ley de Glaciares. Foto: Damián Profeta. Licencia: CC BY NC 2.0.

Alertada por la posible modificación de la Ley de Glaciares en favor de proyectos mineros, la Asamblea Jáchal No Se Toca realizó esta actividad, que comenzó en San Juan y terminó frente al Congreso, en la Ciudad de Buenos Aires, «en defensa de la Ley de Glaciares y las fuentes primarias de agua para todo el país».

El recorrido de los ciclistas en defensa de los glaciares: de Jáchal a Buenos Aires:

Clickeando en la flecha de la derecha se puede ver el recorrido en detalle, parada por parada.

 

En la Ciudad de Buenos Aires, desde las 16, cientos de personas se acercaron a la Plaza del Congreso para recibir a los ciclistas jachaleros, que ingresaron a las 19.30, en medio de un festival y fueron recibidos por Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y el premio nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

En 360°: el festival #LaLeyDeGlaciaresNoSeToca

Mover el mouse (o el celular) hacia la izquierda, la derecha, arriba o abajo para recorrer esta fotografía en 360 grados (Crédito: Damián Profeta).

[dimage attachment_id=»4448″ zoom_level=»0″ anim_speed=»1″ control=true auto-rotate=true]

[su_note note_color=»#a5c92e»]»Pedaleé por la salud de mi pueblo y la de todo el país».[/su_note]

Claves21 dialogó con Carlos Ibarbe, uno de los ocho miembros de la Asamblea Jáchal No Se Toca que realizaron la travesía en bicicleta desde San Juan.

«Pedaleé por la salud de mi pueblo y la de todo el país. Primero pensé que era solamente por mi pueblo, pero no es así; es por el país, porque los glaciares alimentan de agua a todo el país», dijo este jachalero de 65 años.

La llegada en bici a la plaza del Congreso y el testimonio de uno de sus protagonistas:

Esta bicicleteada en defensa de los glaciares recibió el apoyo de gran parte de la oposición, numerosas organizaciones sociales y artistas, como el cantante Axel, la actriz Julieta Díaz, la actriz y cantante Elena Roger, Piti Fernández, del grupo «Las Pastillas del Abuelo», la actriz Katjia Alemann, el actor Juan Palomino, la cineasta Lita Stantic, entre muchos otros.

Bergman, los glaciares y los «ideales irrealizables»

Fue el propio ministro de Ambiente, Sergio Bergman, quien le reconoció al periodista de Claves21 Fermín Koop que el gobierno pensaba modificar la Ley de Glaciares y la Ley de Bosques porque «son grandes ideales irrealizables».

Bergman hizo esa revelación en noviembre pasado, durante la cumbre de ONU sobre cambio climático que se realizó en Bonn y a la que Koop asistió como como periodista acreditado.

En 360°: un viaje fotográfico al interior de un buque científico

El buque oceanográfico alemán Sonne (sol, en alemán) atracó en Buenos Aires y Claves21 fue invitado a recorrerlo por dentro y conocer el trabajo que una treintena de científicos realiza en alta mar. Compartimos con ustedes la información y las fotos de la visita.

El buque oceanográfico Sonne pertenece al gobierno alemán. Foto: HenSti. Licencia: CC BY-SA 4.0.

El buque oceanográfico Sonne pertenece al gobierno alemán. Foto: HenSti. Licencia: CC BY-SA 4.0.

El Sonne es un buque científico alemán que se puso en servicio en noviembre de 2014. Sus principales áreas de trabajo son los océanos índico y Pacífico.

A bordo del Sonne se investiga sobre el cambio climático, los cambios ecosistémicos y los recursos marinos, entre otros temas.

¿Por qué el Sonne está en aguas argentinas?

La actual expedición de este buque científico estuvo orientada a «la obtención de datos sísmicos e hidroacústicos del lecho marino» en el talud continental frente a Argentina y Uruguay, explicó la Dra. Sabine Kasten, del Instituto Alfred Wegener (AWI).

La Dra. Sabine Kasten presentó el trabajo científico que realizan a bordo del Sonne. Foto: Damián Profeta. Licencia CC BY 2.0.

Kasten mostró en un video cómo con un poderoso taladro realizan perforaciones y extraen muestras sedimentarias del fondo marino, que «es caótico y dinámico», señaló la investigadora alemana.

El talud continental frente a Argentina y Uruguay es una región clave en lo referido a la circulación termohalina global (vital en la regulación de la temperatura del planeta) debido a la confluencia de corrientes de contorno que fluyen hacia el Sur y el Norte.

Recorrido en 360° del buque Sonne

Las siguientes cuatro fotos están realizadas con una cámara de 360 grados. Eso significa que puede «recorrerse» la imagen con el cursor del mouse hacia izquierda, derecha, arriba y abajo. Además, pueden recorrerse con anteojos de realidad virtual del estilo «Cardboard» o similares. Se recomienda apreciarlas a pantalla completa.

En la cubierta del Sonne (foto en 360°: recorrer con el mouse)

[dimage attachment_id=»4236″ zoom_level=»0″ anim_speed=»1″ control=true auto-rotate=true]

El interior del buque oceanográfico alemán (foto en 360°: recorrer con el mouse)

[dimage attachment_id=»4237″ zoom_level=»0″ anim_speed=»1″ control=true auto-rotate=true]

El puente de mando (foto en 360°: recorrer con el mouse)

[dimage attachment_id=»4238″ zoom_level=»0″ anim_speed=»1″ control=true auto-rotate=true]

Vista de la proa del Sonne desde el puente de mando (foto en 360°: recorrer con el mouse)

[dimage attachment_id=»4239″ zoom_level=»0″ anim_speed=»1″ control=true auto-rotate=true]

Cómo está equipado el buque Sonne

Unos 40 científicos pueden vivir y trabajar en este barco oceanográfico alemán, junto con 30 a 35 marineros y oficiales de la nave. El buque cuenta con laboratorios, una estación meteorológica, talleres de electrónica, salas de reuniones, entre otras facilidades para las tareas científicas.

El barco posee con una gran grúa con una capacidad de elevación de 30 toneladas en la parte trasera, por ejemplo para el despliegue de submarinos de investigación. Además cuenta con cuatro grúas de carga con una capacidad de elevación de 10 toneladas, tres grúas pequeñas y un puente de carga de contenedores que permiten el transporte de material de investigación en todo el buque.

El Sonne tiene un cabrestante que permite bajar el equipo al fondo del mar, hasta 12.000 metros de profundidad.

Asimismo, el buque posee un pluviómetro y un radar de olas. Para la medición del mar profundo (batimetría) y para exámenes sísmicos, se encuentran a bordo ecosondas de alta precisión y todo el barco está optimizado para reducir las perturbaciones por sonido propio y un sistema de estabilización desplegable con aletas activas que minimiza el auto movimiento indeseado de la nave.

Fotogalería: el Sonne, en detalle

Pasar el mouse por encima de la foto y clickear en las flechas laterales para ver las fotos de la galería:

Visita al buque oceanográfico alemán Sonne

[su_box title=»Argentina tiene su propio ‘Sonne'» style=»soft» box_color=»#fdfaf0″ title_color=»#000000″ radius=»7″]El buque de esta nota es el segundo Sonne. El primer Sonne fue comprado por Argentina a Alemania en 2015 y rebautizado como ARA Austral. El ARA Austral también realiza tareas de investigación oceanográfica, operado por el Servicio de Hidrografía Naval argentino.[/su_box]

Por qué es urgente crear un santuario marino en la Antártida

Este año se pondrá en consideración la creación de una nueva área marina protegida en el océano antártico. En ese marco, Greenpeace realiza una campaña internacional para presionar a los gobiernos a aprobar la propuesta que, de concretarse, sería la mayor área protegida del planeta. Las razones del proyecto y el rol que puede jugar la Argentina.

Pingí¼inos, ballenas y focas están entre las especies más amenazadas por la pesca del krill en el Océano Antártico. Foto: Christian í…slund / Greenpeace.

Pingí¼inos, ballenas y focas están entre las especies más amenazadas por la pesca del krill en el Océano Antártico. Foto: Christian í…slund / Greenpeace.

Con la participación de científicos y famosos como el actor español Javier Bardem y David Harbour, de Stranger Things, Greenpeace realiza una expedición a la Antártida con el objetivo de concientizar sobre la importancia de crear un santuario marino en el Océano Antártico.

La Comisión del Océano Antártico se reunirá en octubre para considerar la propuesta de la Unión Europea de crear un área protegida marina de 1,8 millones de kilómetros cuadrados en la región antártica del Mar de Weddell. El objetivo es impedir la actividad pesquera y conservar la biodiversidad y los recursos de la región.

«Hay una urgencia real para la creación de un santuario, ya que la Península Antártica se está calentando más rápido que en ningún otro lugar del planeta y la pesca de krill, que ya es enorme en esa zona, busca expandirse y eso pone en riesgo a las ballenas y pingí¼inos que dependen de estas criaturas para alimentarse», le explicó a Claves21 John Hocevar, biólogo marino y coordinador de la campaña de Océanos de Greenpeace Estados Unidos.

El actor Javier Bardem y el biólogo marino John Hocevar se sumergieron en el Océano Antártico. Foto: Christian í…slund / Greenpeace.

El actor Javier Bardem y el biólogo marino John Hocevar se sumergieron en el Océano Antártico. Foto: Christian í…slund / Greenpeace.

Hocevar fue uno de los encargados de pilotear un minisubmarino que se sumergió hasta el fondo del océano antártico para documentar la vida marina del continente austral.

«Recopilamos nuevos datos científicos en el lecho marino, así como imágenes que ayudarán a mostrarles a las personas lo que está en juego», comentó el biólogo estadounidense.

Greenpeace se sumergió en el mar antártico con un minisubmarino y documentó su biodiversidad. Foto: Greenpeace.

Greenpeace se sumergió en el mar antártico con un minisubmarino y documentó su biodiversidad. Foto: Greenpeace.

La Antártida, termómetro del clima global

«Es urgente avanzar en la protección de este patrimonio natural para todas las generaciones», sostuvo Estefanía González, geógrafa y coordinadora de la campaña de Antártida de Greenpeace, en diálogo con Claves21.

«En esta expedición estamos documentando la riqueza del fondo marino. Es un área poco explorada y aún hay especies sin documentar. Todo este trabajo sirve para reunir antecedentes que respalden la propuesta en la Comisión», detalló González.

La geógrafa puntualizó que «en el contexto del cambio climático, esta campaña cobra tremenda importancia porque lo que se observa en el clima de la Antártida sirve de termómetro para predecir cambios en el resto del planeta».

El barco de Greenpeace Arctic Sunrise navega el Océano Antártico. Foto: Christian í…slund / Greenpeace

El barco de Greenpeace Arctic Sunrise navega el Océano Antártico. Foto: Christian í…slund / Greenpeace

La principal razón para crear este santuario -equivalente a la superficie de toda la Patagonia argentina- es impedir el avance de la industria pesquera que amenaza las poblaciones de krill, un pequeño crustáceo que es la base de la alimentación de la fauna antártica.

«Del krill depende toda la cadena alimentaria», subrayó González. Y agregó: «Aunque la Antártida parece un lugar lejano, cumple un importantísimo rol en términos ecosistémicos globales», agregó. Pingí¼inos, ballenas y focas, entre las especies más amenazadas.

El lobby de la industria pesquera de países como Japón, Corea del Sur, China, Ucrania, entre otros, son el mayor escollo para que el santuario prospere.

Un territorio de enorme biodiversidad

Por su parte, el Instituto Alfred-Wegener para la investigación polar y marina (AWI) considera que la creación del área marina protegida en torno al Mar de Wedell es importante porque:

  • Se trata de una de las regiones de la Antártida menos impactadas por la actividad humana.
  • Cualquier actividad pesquera en el Mar de Weddell pondría en peligro la vulnerable fauna marina presente en esa área.
  • Se trata de un territorio de enorme biodiversidad, con cerca de 14.000 especies animales que la actividad humana podría afectar sensiblemente.
  • Es una zona que sirve de refugio a especies adaptadas al frío extremo.
  • Conservar el stock de krill es importante para la supervivencia de muchos mamíferos marinos que están al final de una corta y frágil cadena alimentaria.
Mapa de la propuesta de írea Marina Protegida en el Mar de Weddell en la Antártida. Imagen: The Pew Charitable Trusts.

Mapa de la propuesta de írea Marina Protegida en el Mar de Weddell en la Antártida. Imagen: The Pew Charitable Trusts.

Argentina vota

Argentina integra la Comisión del Océano Antártico y contará con un representante en esta votación clave.

Al respecto, Estefanía González, de Greenpeace, expresó: «Argentina siempre tuvo liderazgo en las políticas sobre la Antártida. Es por eso que les estamos pidiendo a Chile y Argentina que lideren esta campaña. Confiamos en que Argentina va a continuar con su tradición política para lograr aprobar este santuario».

[su_box title=»2018, ¿año de los océanos?» style=»soft» box_color=»#fdfaf0″ title_color=»#000000″ radius=»7″]Casi en simultáneo a la votación en la Comisión del Océano Antártico, la ONU va a tratar un gran acuerdo sobre los océanos de carácter obligatorio para los países. Esto permitirá la creación de otros santuarios en todo el mundo.

El objetivo de Greenpeace es que en 2020 al menos un 30% de los océanos estén protegidos. Actualmente, menos del 1% tiene algún tipo de protección.[/su_box]

Un freno a la destrucción de bosques nativos en Salta

Greenpeace y Bergman le torcieron el brazo a Urtubey. Tras la fuerte campaña ciudadana contra los desmontes en la finca Cuchuy, el Ministerio de Ambiente de la Nación instó al gobierno salteño a detener la deforestación de las áreas protegidas por la Ley de Bosques.

Desmontes de bosques nativos en Cuchuy, Salta. Foto: Greenpeace.

Desmontes de bosques nativos en Cuchuy, Salta. Foto: Greenpeace.

El ministro Sergio Bergman firmó la Resolución 56/2018 mediante la cual urge a la provincia de Salta a dejar sin efecto los permisos de desmonte autorizados en el marco de los Decretos provinciales 2211/10 y 3136/10, por resultar incompatibles con las disposiciones de la Ley N.° 26331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, e ir en contra de las disposiciones del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).

La resolución ministerial también conminó a la provincia a restaurar las más de 40.000 hectáreas desmontadas hasta el momento bajo estas autorizaciones y prohibió la emisión de certificados de exportación de palo santo provenientes de estas áreas.

[su_note note_color=»#b2ff66″]El dueño de la Finca Cuchuy es Alejandro Braun Peña, primo del Jefe de Gabinete de la Nación.[/su_note]

«En su carácter de Autoridad Nacional de Aplicación de la Ley de Bosques Nativos, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable entiende que las autorizaciones otorgadas a través de estos decretos modifican regresivamente y de manera relevante el ordenamiento territorial de la masa forestal aprobado por la Ley provincial N.° 7543″, sostuvo la cartera de Bergman.

Video de Greenpeace: la deforestación en Cuchuy, Salta:

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=kFCqSEQQ3m4″]

Al notificarse de la resolución, el gobierno salteño ordenó a Alejandro Braun Peña, dueño de la finca Cuchuy, primo del Jefe de Gabinete de la Nación e integrante de varias empresas de la familia Macri, detener las topadoras.

[su_note note_color=»#b2ff66″]»No podemos decir ‘ya está'».[/su_note]

Claves21 dialogó con Noemí Cruz, coordinadora para la región noroeste de la Campaña de Bosques de Greenpeace, quien manifestó que la resolución que frena la destrucción de bosques nativos en Salta «es muy importante» y que en la organización están «expectantes» por ver que el gobierno salteño cumpla la medida.

«Es muy importante que la autoridad de aplicación de la Ley de Bosques haya finalmente emitido esta resolución, pero no podemos decir ‘ya está’; tenemos que ver que la provincia cumpla y que el gobierno nacional fiscalice el cumplimiento. Asimismo, nos preocupan los desmontes que implican el desalojo de comunidades aborígenes«, sostuvo la representante de Greenpeace.

[su_note note_color=»#b2ff66″]»En Chaco, Santiago del Estero y Formosa se hace lo mismo que en Salta pero de manera encubierta».[/su_note]

La organización ecologista había denunciado el caso en 2014 y frenado el desmonte durante un mes hasta que sus miembros fueron detenidos. Desde diciembre pasado las topadoras volvieron a arrasar cerca de 900 hectáreas más de bosques nativos y activistas de Greenpeace documentaron y frenaron el accionar de las máquinas. La semana pasada Alejandro Jaime Braun Peña amenazó a la organización con acciones legales si no cesaban con sus denuncias.

Cruz subrayó que «en Chaco, Santiago del Estero y Formosa se hace lo mismo que en Salta pero de manera encubierta y en esas cuatro provincias se concentra el 80 por ciento de la deforestación de todo el país«. Y adelantó que «Greenpeace seguirá trabajando para que se cumpla la Ley de Bosques y para que el Congreso sancione una Ley de Delitos Forestales que pene con la cárcel a quien desmonte o incendie bosques nativos».

Tres impactos globales del rechazo de Trump al acuerdo climático

¿Qué consecuencias tendrá la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, el pacto mundial para luchar contra el cambio climático? ¿Cómo podría verse perjudicada la Argentina y otros países en desarrollo? El investigador Vicente Barros señaló tres posibles impactos de esta decisión del presidente del segundo país más contaminante de la atmósfera.

Vicente Barros. Foto: Prensa de CCIFA.

Vicente Barros. Foto: Prensa de CCIFA.

En el marco de un panel sobre cambio climático que tuvo lugar en la Embajada de Francia en Argentina, Vicente Barros, doctor en Ciencias Meteorológicas y ex co-presidente del Grupo II del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC), basó su intervención en señalar las consecuencias derivadas de la decisión de Donald Trump de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París.

En concreto, Barros mencionó tres posibles impactos para los próximos años:

1- Aumento de las emisiones contaminantes de Estados Unidos: “Es probable que suban», consideró Barros. «Trump responde a los intereses de los sectores de las energías fósiles, que tienen un lobby muy poderoso», argumentó.

2- Menor financiamiento para países en desarrollo: «Van a bajar los incentivos», analizó, al tiempo que subrayó que la financiación «es crucial porque muchos países -entre ellos, la Argentina- condicionaron parte de sus contribuciones a la lucha contra el cambio climático a la obtención de recursos externos». «Posiblemente, la disponibilidad de recursos va a verse afectada durante un tiempo», evaluó Barros.

3- Retraso tecnológico: «En Estados Unidos van a frenarse los incentivos a tecnologías que estaban en marcha -como en la energía solar- que requieren inversiones en investigación y desarrollo», lamentó el científico. «Aunque esto seguirá en otros países, no se puede despreciar la potencia tecnológica estadounidense», ponderó. Además, Barros estimó que esa merma de incentivos «es sustancial, pero no decisiva, aunque puede afectar a los países en desarrollo ante su necesidad de crecer y -al mismo tiempo- acceder a tecnologías menos contaminantes».

«Abandonar el Acuerdo de París es una actitud irracional de Trump en contra de los intereses del planeta», concluyó el Dr. Vicente Barros.

Del Acuerdo de París a la COP23

La exposición de Vicente Barros tuvo lugar durante una mesa redonda titulada «Cambio Climático y Sustentabilidad: del Acuerdo de París a la COP23», organizada por la Cámara de Comercio e Industria Franco Argentina (CCIFA). Junto con el Dr. Barros, expusieron el embajador de Francia en Argentina, Pierre Henri Guignard; Lucas Di Pietro, director nacional de Adaptación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable; Enrique Maurtua Konstantinidis, director de Cambio Climático de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y moderó Marcelo Taboada, presidente de Certificación Sustentable S.A.

 

Foto de portada: Becker1999. Licencia: Creative Commons CC BY 2.0.

Día del Ambiente: más críticas que elogios a la política ambiental de Macri

Claves21 consultó a importantes organizaciones ambientales para conocer cuál es el balance que hacen al cumplirse un año y medio de gestión del gobierno de Cambiemos. ¿Cuáles son los avances y cuáles, los retrocesos en materia de política ambiental?¿Cuál es la evaluación que hizo el propio ministro Bergman?

Las principales organizaciones ambientalistas evaluaron la política ambiental de Macri.

Las principales organizaciones ambientalistas evaluaron la política ambiental de Macri.

“La evaluación que hacemos de la política ambiental del gobierno es muy pobre. Más allá del discurso, no vemos un cambio respecto de la gestión anterior. Se simula interés en el tema ambiental, pero lo primero que hizo Macri fue sacarle las retenciones a las mineras, dándole un premio a las peores industrias que hay”, enfatizó Hernán Nadal, director regional de Comunicación y Movilización Pública de Greenpeace.

Ese “premio” a las mineras, como lo llamó Nadal, fue criticado por todas las organizaciones consultadas. “Cuando se quitan las retenciones a las mineras, se demuestra la vocación por fomentar actividades extractivas”, consideró Manuel Jaramillo, director ejecutivo de la Fundación Vida Silvestre.

Para Jaramillo, el balance sobre la gestión ambiental de Cambiemos se ubica en “una situación intermedia, con avances significativos”, respecto de la política ambiental del kirchnerismo, como la realización del informe Estado del Ambiente y “el interés del Gobierno en conocer, medir y evaluar”.

Por su parte, Enrique Viale, de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, sostuvo que “este gobierno habla de ambiente, pero no hay cambios en lo sustancial: no sólo consolidó todo lo malo del anterior, sino que lo profundizó”.

Aspectos positivos de la política ambiental de Cambiemos

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]“Crear el Ministerio de Ambiente refuerza el tema ambiental en el balance de discusiones al interior del Gobierno”.[/su_note]
De Secretaría a Ministerio

Entre los aspectos positivos de estos 18 meses, el director de Vida Silvestre mencionó la “elevación a rango de ministerio del área de Ambiente -algo destacado en mayor o menor medida por todas las ONG- y la apertura de espacios de diálogo con las organizaciones ambientales”.

“Crear el Ministerio de Ambiente refuerza el tema ambiental en el balance de discusiones al interior del Gobierno”, evaluó Andrés Nápoli, director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

Desde Aves Argentinas también celebraron la creación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, pero su director ejecutivo, Hernán Casañas, señaló a Claves21 que en lo que respecta al diálogo con las organizaciones “las reuniones no parecieran tener un impacto efectivo en la agenda ambiental del Gobierno, que es muy distinta a la de las ONG”.

Cambio climático, un tema transversal

El cambio climático se incorporó desde el inicio como un tema central del discurso del Ejecutivo nacional. “Argentina is back”, le gustaba decir al representante del recién asumido Macri en la cumbre de París de diciembre de 2015. Lo mismo repetían como un mantra sus operadores en los medios.

Al respecto, desde Vida Silvestre y FARN destacaron el abordaje “transversal” del cambio climático en todas las áreas de gobierno con la creación del Gabinete Nacional de Cambio Climático, así como el proceso de revisión de los compromisos nacionales (NDC, por su sigla en inglés) de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Más parques nacionales y áreas protegidas
[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]“Los nuevos parques nacionales, y los avances en la creación de áreas protegidas marinas son acciones que están muy bien”.[/su_note]

Desde Vida Silvestre, FARN y Aves Argentinas ponderaron muy positivamente la acción de la Administración de Parques Nacionales, orientada a duplicar la superficie protegida, incluyendo áreas marinas.

“Los nuevos parques nacionales, la ocupación formal del Impenetrable y los avances en la creación de áreas protegidas marinas son acciones que están muy bien”, opinó Manuel Jaramillo, de Vida Silvestre.

Aspectos negativos de la política ambiental de Cambiemos

Humedales, la promesa incumplida

Las seis organizaciones que dialogaron con Claves21 subrayaron que una de las grandes deudas del Gobierno es la Ley de Humedales, prometida por Macri a poco de haber asumido la Presidencia.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»Macri no cumplió con su palabra”.[/su_note]

“Los humedales son vitales para evitar inundaciones, que afectan no sólo al ambiente, sino también a la economía. El proyecto no logró avanzar en el congreso. En ese sentido, Macri no cumplió con su palabra”, manifestó Jaramillo, de Vida Silvestre.

En tanto, Nápoli, de FARN, aseveró que “no avanzó en la promesa de la ley de Humedales porque el Gobierno le dio lugar al lobby del sector agroindustrial, que además recibió otras ventajas, como con la ley de envases de agroquímicos”.

En el mismo sentido, Mirko Somat, de Taller Ecologista de Rosario, señaló que “gran parte de las trabas para sancionar la ley de humedales vinieron del PRO, que bloqueó el proyecto”.

“Un año y medio es poco tiempo para definir deficiencias y aciertos, pero de arranque parecían darle mucha importancia al tema ambiental, pero luego esos compromisos fueron quedando de lado”, lamentó Casañas, de Aves Argentinas.

Bosques: fondos insuficientes y desprotección

El incumplimiento de la Ley de Bosques y la continuidad de los desmontes son una de las críticas más fuertes al gobierno nacional.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»El Ministerio de Ambiente no está teniendo la fuerza política para discutir con los otros ministerios”.[/su_note]

“Con el trabajo de las ONG se aumentó el presupuesto para Bosques de forma significativa, aunque mucho menos de lo que es necesario”, ponderó Manuel Jaramillo.

“Si bien la deforestación bajó de 180 mil hectáreas a 130 mil en 2016, el desmonte ilegal se concentró en áreas de protección roja o amarilla (zonas críticas) y eso alarma. En este tema el Ministerio de Ambiente no está teniendo la fuerza política para discutir con los otros ministerios”, juzgó el director de Vida Silvestre.

Andrés Nápoli reclamó “más proactividad” de la cartera de Sergio Bergman “para que las provincias cumplan la ley”.

“Hubo un intento en Córdoba, con el proyecto para cambiar el área de máxima protección -roja- a amarilla y una iniciativa similar en la provincia de Buenos Aires”, ejemplificó el representante de FARN.

“En la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal fomentó una Ley de Bosques que va en contra de la ley nacional”, completó Hernán Nadal, por Greenpeace.

Glaciares: “La ley está dormida”

Así lo expresó Jaramillo. En el mismo sentido se manifestó Enrique Viale: “No hay una aplicación efectiva de la ley”, y agregó: “Denunciamos el intento de cambiar la reglamentación”.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]“Hay más de 300 proyectos mineros y el 40% son en zonas glaciarias o periglaciarias».[/su_note]

Sobre el inventario de glaciares, desde FARN consideraron que hubo avances, pero “aún falta mucho”, y señalaron como “un grave error” que se inventariaran sólo los glaciares de más de 1 hectárea, “cuando, por ejemplo, en Pascua Lama se opera sobre un glaciar, el Toro 2, que es menor a 1 hectárea y no fue inventariado”, cuestionó Andrés Nápoli.

Además, señaló que “hay más de 300 proyectos mineros y el 40% son en zonas glaciarias o periglaciarias. El Ministerio de Ambiente debe hacer el mapa de glaciares y velar por su protección”, reclamó Nápoli.

Energía: una de cal y tres de arena

Todos los referentes ambientales consultados por Claves21 mencionaron como relevante la promoción que le dio el gobierno a las energías renovables mediante distintas licitaciones, sin embargo, este avance queda eclipsado por el impulso de la gestión macrista a la construcción de dos grandes represas hidroeléctricas, dos centrales nucleares y la apuesta a la explotación de hidrocarburos no convencionales en el área de Vaca Muerta, a través del cuestionado fracking.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]“La construcción de esas represas afecta al último río glaciario del país, que es el río Santa Cruz». [/su_note]

“Más allá de que Macri ha dado señales de que le interesan las energías renovables, todas las inversiones están yendo a centrales térmicas, a construir nuevas plantas nucleares y a subsidiar todos los combustibles fósiles”, analizó Hernán Nadal, de Greenpeace.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»Â¿Importa más una represa que toda una especie?»[/su_note]

Manuel Jaramillo, de Vida Silvestre, aseguró que en en materia energética esperaban “una posición distinta”. “La construcción de esas represas afecta al último río glaciario del país, que es el río Santa Cruz. Hay restos arqueológicos, familias que viven en la zona que va a quedar inundada y está el macá tobiano, un ave que fue incluida en el programa Extinción Cero, pero las represas podrían afectar sus áreas de invernada y se trata de un ave altamente amenazada de la que quedan unos 800 ejemplares. ¿Importa más una represa que toda una especie?”, se preguntó.

“Las represas van a ser la mancha más grande que va a tener este gobierno”, enfatizó Hernán Casañas, de Aves Argentinas. Categórico, sostuvo que esas obras “no tienen sentido ni desde lo energético, ni desde lo económico ni desde lo ambiental”.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]»La energía nuclear demostró con los ejemplos de Chernóbil y Fukushima que no es infalible».[/su_note]

Sobre las dos nuevas centrales nucleares que el Gobierno pretende instalar, Vida Silvestre planteó su “oposición total” a la promoción de la energía nuclear. “Creemos que la sociedad en su conjunto se opone. La energía nuclear demostró con los ejemplos de Chernóbil y Fukushima que no es infalible, y en Argentina, si algo puede fallar, va a fallar”, alertó Jaramillo.

“Con las represas en Santa Cruz y las centrales nucleares, Macri continúa con los errores del anterior gobierno”, expresó por FARN, Andrés Nápoli.

El director de FARN, además, criticó el empuje a la explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta “sin regulación, protección ni control”. “Es una apuesta a seguir explotando el modelo contaminante de los combustibles fósiles”, manifestó.

Riachuelo: “Una de las peores gestiones”

FARN y Vida Silvestre fueron muy críticos con el trabajo de Acumar, el organismo encargado del saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo.

“No hay buenas noticias sobre Acumar. En este año y medio de este gobierno no hubo ningún avance significativo”, estimó Jaramillo.

Andrés Nápoli fue más allá y sentenció: “La gestión de Acumar durante este gobierno es de las peores de la historia del organismo”.

Otras críticas

Enrique Viale, de los Abogados Ambientalistas y Cecilia Bianco, de Taller Ecologista coincidieron en criticar la intención de reformar la Ley de Residuos Peligrosos. “Es la única ley que establece sanciones penales y eso se quiere modificar”, alertó Viale.

Bianco, asimismo, expresó que “una eventual modificación de la Ley de Residuos Peligrosos debe tratarse de otra forma y no a través de la encuesta que lanzó el Ministerio de Ambiente”.

Por otra parte, el director ejecutivo de FARN reclamó una Ley de Presupuestos Mínimos de Evaluación de Impacto Ambiental.

Ambiente, detrás de otros ministerios

Si bien todos los consultados valoraron muy positivamente el cambio de Secretaría a Ministerio de Ambiente, Aves Argentinas y Vida Silvestre puntualizaron que no estuvo acompañado de mayor capacidad política ni de un presupuesto acorde a ese cambio.

[su_note note_color=»#99CC00″ text_color=»#000000″ radius=»20″]“El Ministerio de Ambiente no tiene que ser la decoración de la torta, sino parte del pastel”.[/su_note]

Casañas apuntó al déficit presupuestario del área: “Se lanzó el programa Extinción cero y la realidad es que no tienen los fondos para llevarlo a cabo”.

“Se elevó la categoría pero no se aumentó la capacidad de incidencia para negociar con otros ministerios. Eso hace que Ambiente quede detrás de ministerios como Agroindustria o Producción”, argumentó Jaramillo.

“El Ministerio de Ambiente no tiene que ser la decoración de la torta, sino parte del pastel”, concluyó el director de la Fundación Vida Silvestre.

[su_box title=»Bergman, “conforme” con su gestión» style=»soft» box_color=»#fdfaf0″ title_color=»#000000″ radius=»7″]

Claves21 dialogó con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable y le pidió una evaluación de su primer año y medio de gestión. El ministro aseguró estar “conforme”.

Bergman destacó la “articulación interministerial”, la “articulación federal” con las provincias a través del Consejo Federal del Medio Ambiente y la “articulación con la academia”. “Es uno de los pocos ministerios que tiene toda su agenda transversal y eso es un cambio cultural en un gobierno”, subrayó.

“Aunque todavía la sociedad nos sigue mirando como el ministerio que tiene a cargo resolver el ambiente y el desarrollo sustentable, tenemos a un Gobierno que cree que somos una herramienta en un equipo y no lo tenemos que resolver todo”, argumentó el ministro.

«Tenemos que trabajar sobre la comunicación y reperfilar el ministerio para que no se lo vea como el ‘stopper del desarrollo’, es decir, ‘los verdes’ que tenemos que frenar a todos los demás. Ese no es el lugar que ocupamos», cerró Bergman.

[/su_box]