Inicio América Latina COP20: el dolor de las viudas de la tala ilegal

COP20: el dolor de las viudas de la tala ilegal

A tres meses del asesinato de cuatro miembros de la comunidad asháninka por parte de madereros ilegales en Perú cerca de la frontera con Brasil, las esposas y familiares responsabilizaron al Gobierno peruano y reclamaron el esclarecimiento del caso.

“¿Qué le voy a decir a mi hijo cuando crezca?”, es lo único que pudo decir una de las viudas de los asháninkas asesinados. “Queremos Justicia”, dijo otra, con notorio dolor e indignación ante un grupo de periodistas ambientales de Latinoamérica convocados por la Fundación Friedrich Ebert (FES) en el marco de la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP20).

“La investigación está paralizada. Falta el cuarto cuerpo y los que aparecieron están destrozado”, explicó el abogado que lleva el caso.

“Demandamos categóricamente al Gobierno peruano. Todas las comunidades indígenas estamos siendo afectadas por las concesiones forestales y estamos con miedo. Exigimos justicia para nuestros hermanos”, reclamó el abogado, que es parte de la comunidad asháninka.

“Las viudas están sin protección”, prosiguió el abogado. “Con el asesinato de nuestros cuatro líderes, se amenaza a toda nuestra comunidad”, concluyó.

Por su parte, el Comandante del Ejército de la Nación Asháninka expresó su preocupación: “Nosotros venimos cuidando el oxígeno que dan nuestros árboles. Cuidamos nuestros bosques, y han exterminado a una etnia, un pueblo, una nación. Somos amenazados diariamente”, relató. Pero también advirtió: “Nos estamos organizando. Si en estos días no hay una solución, vamos a pelear. Me está esperando mi pueblo y mi ejército, que está listo”.

Un conflicto de larga data

El conflicto entre los asháninkas y los madereros ilegales en Perú surgió hace 12 años cuando el Gobierno otorgó concesiones forestales sobre territorio indígena.

Desde entonces, las comunidades indígenas reclaman anular la concesión forestal y que les titularicen sus tierras. Esa fue la lucha de Edwin Chota, jefe de la comunidad de Alto Tamaya-Saweto, asháninka asesinado junto a Francisco Pinedo, Leoncio Quincima Meléndez y Jorge Ríos Pérez.

Para conocer más sobre la lucha de Edwin Chota y los otros asháninkas asesinados, recomendamos este artículo de Juan Arellano.

Para más noticias de la COP20, visitar la cobertura especial de Claves21 desde Lima

Damián Profetahttps://claves21.com.ar/
Periodista, docente y consultor en comunicación digital.

DEJAR UN COMENTARIO

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, escribe tu nombre aquí

Recomendado

Convocatoria a propuestas para podcast sobre biodiversidad

¿Eres periodista y tienes interés en contribuir a un podcast latinoamericano sobre temas de biodiversidad?  Las redes de periodistas ambientales de América Latina Claves21 y...

La paradoja de los recicladores de base en Iberoamérica

Los recolectores de residuos sólidos urbanos conocen el valor de lo que la mayoría considera basura, y encuentran en su selección un modo de...

Se presentó una guía para periodistas sobre cambio climático y salud

La ONG internacional Salud sin Daño presentó una guía para periodistas con recomendaciones para incluir el enfoque de salud en las noticias sobre cambio...

El Gobierno intimó a Mercado Libre por la venta de productos de fauna protegida

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible intimó a Mercado Libre mediante una carta documento, a que arbitre las medidas necesarias para detener publicaciones...