El director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Erik Solheim, pasó por Argentina a pocos días de la entrada en vigor del Acuerdo de París y del comienzo de la COP22 sobre cambio climático en Marrakech. Entrevistado por Claves21, este alto funcionario de la ONU expresó que “así como en Francia fue la cumbre de la negociación, en Marruecos será la cumbre de la acción”. En ese sentido, llamó a los países a “acelerar los esfuerzos” para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Erik Solheim, director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Foto: Damián Profeta. Licencia: Creative Commons CC BY-SA 2.0.
Erik Solheim, director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Foto: Damián Profeta. Licencia: Creative Commons CC BY-SA 2.0.

-¿Qué podemos esperar de la COP22 en Marrakech?

-La COP22 se va a convertir en la cumbre de la acción. Así como la COP21 de París fue la cumbre de la negociación, en Marrakech será la cumbre de la acción. El Acuerdo de París fue un gran éxito y ahora deberá ser implementado por todos los países. También hay que destacar el éxito de la reunión que tuvo lugar este mes en Kigali, Ruanda, en la que se acordó la paulatina erradicación de las emisiones de los gases que provienen de los sistemas de refrigeración, que son muy nocivos para el clima. Este acuerdo en Kigali es histórico, ya que significa reducir el calentamiento de la Tierra en medio grado centígrado. Así que en Marrakech lo primero que vamos a hacer es concentrarnos en la celebración de estos éxitos y en segundo lugar vamos a dedicarnos a definir cómo actuar en el sector agrícola, en los bosques, en el sector energético y otros sectores.

“Los países que abracen esta agenda verde son los que más van a ganar”.

-Pero la suma de todos los planes anunciados por los países no alcanzan para mantener el calentamiento por debajo de los 2 grados centígrados, ¿No se necesitan compromisos más ambiciosos?

– Todo esto se trata de una transformación del capitalismo. No se trata de prometer más, sino de transformar el sistema económico. No es que falte inversión en el mundo; hay inversiones por 20 mil billones de dólares, que es un número astronómico. Lo que hay que hacer es dirigir esos fondos hacia cuestiones más amigables con el ambiente, como la construcción de edificios modernos o energías renovables. Lo que ahora hay que hacer es actuar con rapidez y acelerar los esfuerzos de la comunidad internacional. Los países que abracen esta agenda verde son los que más van a ganar.

De qué se trata el 'Acuerdo de Kigali'
El sábado 15 de octubre de 2016 cerca de 200 países acordaron la eliminación progresiva de los hidrofluorocarburos (HFC), que son gases utilizados en equipos de refrigeración como heladeras, frigoríficos y aires acondicionados. Estos gases se comenzaron a utilizar en reemplazo de los gases que dañaban el agujero de ozono; sin embargo, los HFC son muy dañinos para el clima, ya que tienen un fuerte impacto en el calentamiento de la atmósfera.”Una rebaja progresiva de los HFC podría potencialmente reducir el equivalente a unas 90 gigatoneladas de dióxido de carbono para 2050, es decir, alrededor de dos años de emisiones de gases de efecto invernadero”, aseguró el gobierno estadounidense en un comunicado al respecto. 

Dejar respuesta

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí